Bolsitas de lavanda

Alejandra Ordoñez

16 junio 2017

img_44272_apa_281002_600
Las primeras semanas del verano es la época de floración de la lavanda, en ese momento es cuando el color de las flores oscila entre un azul o un violeta brillantes, el momento perfecto para recolectarla,  secarla y hacer útiles bolsitas de lavanda.

Estas flores secas se pueden utilizar para adornar la casa y para perfumarla. Hoy os proponemos realizar unos saquitos o bolsitas de lavanda seca para perfumar los armarios y cajones.

Lo primero y con las temperaturas tan altas que tenemos durante estos días es dar un paseo a primera hora de la mañana para recolectar unos cuantos ramilletes de lavanda. Después se dejan secar boca abajo en grupos de cinco a diez ramas, elimina las hojas de la base para poder atarlos correctamente con una goma que mantendrá el ramo siempre bien sujeto.

Una vez secos las flores de la lavanda se desprenderán tan sólo con tocarlas. Ahora elegimos las bolsitas o saquitos que más nos gusten e introducimos la lavanda seca en su interior. Con un lazo, cordón, o cuerda se cierra bien el saco.

Si te sobran guárdalos en un tarro de cristal para poder utilizarlas cuando las necesites.

Os mostramos varios ejemplos para que elijáis el que más os guste.

COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Déjenos su comentario

Su Email nunca sera revelado. Datos requeridos *

ARTICULOS RELACIONADOS