Un día en el Zoo Aquarium de Madrid

Daniel Gómez

22 abril 2013

INFORMACIÓN Más info

Llega el buen tiempo, y los planes al aire libre son como es lógico de lo más demandado en estas fechas, y sin lugar a dudas, si hablamos de niños, el Zoo Aquarium de Madrid, es una de las mejores actividades infantiles que puedes hacer en Madrid. Aprenden, se lo pasan bien, conocen a los animales y disfrutan en familia…¿que más se puede pedir?.

Nuestra experiencia fue muy positiva, asistimos en familia (2 adultos y 3 niños) por lo que nuestra visión es fiel a la realidad que os encontraréis si hacéis vuestra visita con los peques de la casa.

Lo primero que recomendamos es que para aprovechar el parque 100% , tienes que ser consciente de que toca madrugar,  no olvides que estamos hablando de uno de los parques zoológicos mas importantes del Mundo, con una extensión de 20 hectáreas , que cuenta con más de 5.000 animales de 500 especies distintas, y constituye una de las ofertas más completas dentro de nuestro país; Zoológico, Aquarium, Delfinario y Aviario.

Con esto, te queremos decir que si tu idea es disfrutar de todas las exhibiciones y ver la mayor parte del Zoo, tendrás que comenzar tu excursión cerca de las 10:30 h que es cuando abre las puertas el Zoo de Madrid. Ve con la idea de que es complicado ver absolutamente todo el Zoo en una jornada y más si vas con niños, por tanto, lo mejor es que decidas los animales que queréis ver y marquéis una ruta, ya que de camino, verás mucho más de lo esperado.

Conocedores de la necesidad de organización, sobre todo cuando vas con niños pequeños, os recomendamos que os hagáis con un mapa, será muy buen compañero de viaje, por otro lado, si quieres disfrutar de todas las exhibiciones tendrás que gestionar bien tu tiempo, por lo que te facilitamos los horarios para que puedas planificar tu ruta.

Leones Marinos
Horario de De Lunes a Viernes: 11:30 y 16:30 h. y Sábado, domingo y festivo: 11:30, 13:30 y 17:00
Aves Rapaces
Horario de Lunes a Viernes: 12:00 y 16:00 h. y Sábado, domingo y festivo: 12:00 y 16:30 h.
Delfines
Horario de Lunes a Viernes: 12:30 y 17:00 h. y Sábado, domingo y festivo: 12:30, 14:30 y 18:00 h.
Aves Exóticas
Horario de Lunes a Viernes: 13:00 y 15:30 h. y Sábado, domingo y festivo: 13:00 y 16:00 h.

Lo más recomendable, es que puesto que las exhibiciones de rapaces y aves exóticas son en el mismo recinto y el delfinario está pegado al aviario, recomendamos concentrar la visita de las 3 exhibiciones para optimizar tu tiempo, son de 20 minutos de duración y puedes enlazarlas.

Comentamos un detalle para aquellas familias que quieran hacer algo más cómodo su día en el Zoo o sobre todo para aquellas familias que cuenten con alguna limitación en alguno de sus miembros, existen coches para recorrer el Zoo (alquiler máximo 2 horas), lo que te permite ir cómodamente por los senderos del Zoo y parar donde quieras.

Antes de anticiparte piensa bien tu recorrido, los coches no son precisamente baratos,  pero cumplen su función y muy bien, si te planificas bien te cundirá el tiempo y podrás ver mucho en esas 2 horas. Si vais 2 adultos y un pequeño, con un coche de 2 plazas tendrás suficiente, ahora, si vas con cochecito ya lo tienes más complicado y te tendrás que ir a un 4 plazas, si vais mas de 2 niños y encima con algún cochecito, tendrás que alquiler el familiar que tiene más amplitud para todos y para los bultos.

Dado que tienes la  limitación del tiempo, te interesa ver antes o después las exhibiciones y recintos como el Aquarium y aprovechar el coche para realizar rutas y recorridos por el resto del Zoo, sin duda, de esta manera optimizaras tu tiempo y no te cansarás tanto, pero te limitan algo esas 2 horas.

Vamos con el comienzo de nuestra excursión!!!, en nuestro caso, una vez entramos dentro del Zoo, fuimos con la idea de ver la primera exhibición de Leones Marinos que comienza a las 11:30 h y que está muy cerca de la entrada, pero los preciosos flamencos rosados nos dejaron sin palabras y no pudimos pasar de largo, nos sorprendió gratamente la cercanía de estas aves y el hecho de poder tocarlas, ya que están en un recinto abierto, sin duda una estampa espectacular la de estas aves elegantes, típicas de las zonas de marismas y humedales de nuestras costas.

Llegamos a la zona de los Leones Marinos y sin duda es una de las exhibiciones más graciosas y donde los peques disfrutan de lo lindo, estos mamíferos marinos de expresión simpática, son tremendamente dóciles y se ganan al público rápidamente con sus movimientos graciosos, acrobacias y sonidos, haciéndonos reír y emocionarnos ante la ternura e inteligencia que muestran.

Siguiendo nuestro sendero marcado y teniendo como objetivo el delfinario, nos encontramos con la granja del Zoo, y claro está, visita obligada si vas con niños, ya que es una de las zonas donde más disfrutan, cerditos, vacas, ponys, gallinas, y cabras son las estrellas de este pequeño recinto, donde los más pequeños podrán ver de cerca y tocar (con precaución) a algunos de los animales típicos de una granja, mención especial la zona de las cabras que desata la locura de estos locos bajitos.

En el camino y después de pasar por la zona de los rinocerontes y osos (baribal y tibet), nos encontramos con una de las novedades del Zoo, la tigresa Dora, una preciosa tigresa de bengala de 6 años que llegó al Zoo a principios de año para hacer compañía al gran tigre blanco Falcao. La tigresa dorada o golden tabby pesa 140 kilos y se caracteriza por unos preciosos trazos naranjas y un suave pelaje que cubre su pecho y patas de color blanco. Si no les pillas durmiendo o tumbados verás la grandiosidad de estos animales y sus andares elegantes.

Después de ver a los lemures  famosos entre los niños por la película de Madagascar, nos encontramos con el Rey de la selva y dado que hacía buen tiempo, tuvimos suerte de ver a la gran mayoría de la manada en la pradera exterior, allí se econtraba Kluc, el macho dominante de la manada de leones,  descansando plácidamente sin dar aspecto de fiereza pero observando al grupo.

Muy cerca de allí, adentrándonos en Afríca vimos a  cebras, ñus y jirafas, estas últimas eran sin duda una auténtica atracción para niños y mayores,  gracias a su altura (es el animal mas largo del mundo) y su largo cuello que puede llegar  hasta 2.5 metros,  podemos ver la cara de estos simpáticos animales a menos de un metro. Algo que sorprende, es verlos comer a esas alturas, un auténtico espectáculo…ah! y fijaros en su lengua cuando vayáis.

Después de un buen paseo ameno y divertido, donde destacamos a los monos (mandril y papion) por lo divertido que les resulta a los niños, llegamos a una de las zonas destacadas del Zoo Aquarium de Madrid y es el Delfinario, único en España fuera de la costa y con capacidad para 3.000 personas. Su espectáculo es el más visitado, sin duda gracias al atractivo de estos simpáticos mamíferos marinos con sonrisa permanente, juguetones y de gran inteligencia. Saltos, juegos, sonidos y acrobacias imposibles forman parte del show que deja a mayores y pequeños con la boca abierta. Recomendamos antes o después del espectáculo ir a la parte baja del delfinario donde podréis ver de cerca a los delfines bajo el agua gracias a las cristaleras que hay alrededor de la piscina.

En la zona del Delfinario tendrás merenderos y varios restaurantes donde podrás hacer un descanso, ya que seguro que hasta llegar aquí habrán pasado cerca de 2 horas y si quieres aguantar la jornada es necesario que hagas un parón para coger fuerzas. En general en el Zoo tienes una oferta bastante amplia donde puedes comer el clásico fast food de estos sitios (hamburguesas, perritos y pizza) y menús más elaborados, que aunque su precio es algo elevado pero están bastante bien de calidad.

En la misma zona, como hemos comentado al principio, se encuentra el aviario donde podrás disfrutar de la exhibición de Aves exóticas donde podrás ver a guacamayos, cacatúas, loros y pequeñas cotorras entre otros, realizando acrobacias formando un collage de multiples colores gracias al precioso plumaje de estas aves.

Igualmente en el aviario podrás disfrutar de la exhibición de rapaces, Águilas de cabeza blanca, Buitres, Cóndores, Cormoranes, Halcones, grandes rapaces que las tendrás sobre tí, volando a escasos metros o centimetros. Sorprende como cazan o cogen al vuelo los señuelos que lanzan sus adiestradores.

Si estas en el Zoo no puedes dejar de visitar el Aquarium, pero recomendamos si vas con niños, elegir horas de poco transito (aprovecha entre las 14:00 h-16:00 h), ya que puede resultar agobiante pues no hay limitación de aforo y el transito con niños, carros, etc se hace realmente complicado.

Hecha esta puntualización, la palabra es espectacular, en el Aquarium, encontrarás recreaciones de los distintos hábitats marinos, abre bien los ojos y no pierdas de vista al divertido pez payaso (Nemo) y al pez cirujano (Dori), tus hijos se volverán locos, observa las pirañas, que parecen inmóviles esperando a su presa, disfruta de las tortugas gigantes y sorpréndete de la majestuosidad de los tiburones toro, las rayas y atunes, cuyas especies ocupan el mayor tanque de agua del recinto, esto es solo un ejemplo. Y es que el Aquarium de Madrid cuenta con 35 acuarios dónde “zambullirnos” y disfrutar de más de doscientas especies de peces vertebrados e invertebrados.

A la salida del Aquarium y con los ojos sumergidos todavía en las profundidades del océano, nos disponemos a ver otra de las estrellas del Zoo como es el koala, a pesar de que parecen verdaderos osos de peluche, este adorable animal procedente de Australia, es un marsupial que nada tiene que ver con los osos. Las hembras llevan a sus crías recién nacidas en la bolsa marsupial durante seis meses como lo hacen los canguros, que veremos a continuación a pocos pasos de los Koalas.

Has de saber que los koalas viven en los árboles, se alimentan de eucalipto y realizan la mayoría de sus actividades de noche, por ello será difícil pillarlos despiertos y los veras dentro de su recinto a través de un cristal y dormidos la mayoría de las veces.

Después de mucho esperar y tras más de 5 horas de excursión, viene uno de los momentos más esperados, una vez pasamos por el terreno del oso pardo y vemos a bisontes, jabalís y los siempre graciosos y sorprendentes chimpances, llegamos a la zona de los elefantes, y allí se encuentra el pequeño Buba, el bebé elefante que nació el pasado 2 de marzo después de 22 meses de gestación. Es todo un éxito ya que es la primera cría de elefante asiático  nacida en el Zoo Aquarium de Madrid, importante por ser una especie en grave peligro de extinción y por la dificultad de criar estos animales en cautividad.

El pequeño Buba que peso al nacer 100 kilos, no se separa de su mamá Samy y es realmente tierno y maravilloso ver como se amamanta cada 60-90 minutos y lo activo y juguetón que se muestra con apenas un mes desde su nacimiento, no te lo puedes perder.

Y vamos de estrella en estrella, y nos adentramos en la misteriosa China para ver a nuestros simpáticos amigos los osos panda, Po y De De, que nacieron hace 2 años en el Zoo y que hasta ahora, eran los animales más visitados del Zoo de Madrid, aunque ahora tienen un duro competidor y se llama Buba. Verás su carácter tranquilo y los encontrarás tumbados por norma general y comiendo su manjar preferido, el bambú.

Ya hemos llegado al final de nuestro recorrido, y después de más 7 horas de Zoo, nos acordamos de los flamencos y volvemos para despedirnos y terminar donde empezamos y como empezamos…sorprendidos. Siempre te quedará la sensación de que te has dejado algo que ver, eso es lo maravilloso del Zoo Aquarium de Madrid, por eso, tendrás que volver nuevamente y cada vez que vayas, veras cosas nuevas y aunque pasen los años, te sorprenderás como si fueras aquel niño que lo visito por primera vez.

El Zoo tiene ofertas muy interesantes en sus entradas, por lo pronto, si las sacas por internet pasarás de pagar 22,90 € a 19,90 € y te ahorrarás las posibles esperas y si vas con niños eso se agradece y mucho. Para las familias numerosas el Zoo ofrece uno de los mayores descuentos en lo que a ocio se refiere, ya que la entrada de adulto sale a 13,45 € adultos y 9,20 € infantil, sin duda un precio muy interesante. Ojo, avisamos que los menores de 3 años no pagan, pero disfrutarán al máximo, me atravería a decir que los que más, además si es la primera vez, será un momento de los que deberías inmortalizar.

Recuerda, que gracias al Zoo tenemos la posibilidad de acercar a nuestros hijos a los animales y que pasen de verlo en los dibujos a sentir la vida animal en estado puro,y eso tiene mucho valor, no es la sabana africana, es cierto, no nos adentramos en el bosque ni exploramos en la selva, pero es lo más parecido que muchos veremos, y tenemos la gran suerte de poder disfrutar de uno de los zoológicos más importantes del mundo. Sin duda uno de los mejores planes para los niños en la gran ciudad.


Puntúa este plan: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (puedes votar). 15 voto(s) actualmente.

Cargando…

COMENTARIOS
  1. JULIA dijo:
    #1

    Estuvimos con las niñas el día 3 de mayo, aprovechando el puente, y nos lo pasamos genial. Realmente merece la pena pasar el día en el zoo con los niños. Nos dió tiempo a ver todas las exhibiciones, incluso repetimos en la de los leones marinos. Lo pasamos realmente bien, lo recomiendo.

Déjenos su comentario

Su Email nunca sera revelado. Datos requeridos *

ARTICULOS RELACIONADOS