Cuidar el suelo pélvico antes y después del parto

Alejandra Ordoñez

27 marzo 2017

kegel

Los cambios sufridos durante y después de un embarazo y un parto pueden solucionarse poco a poco. Algunos son visibles como es el aumento de peso y otros son menos evidentes pero que también requieren de nuestra atención como es el caso de recuperar el fortalecimiento de nuestro suelo pélvico.

El suelo pélvico está formado por un grupo de músculos y ligamentos en forma de cuenco ubicados en la cavidad inferior del abdomen que sostienen la vejiga, el útero y el recto. Es una parte del cuerpo bastante desconocida pero muy importante para la embarazada pues participa muy activamente durante el embarazo y el parto. Tonificarlo y estimularlo también es fundamental para tener un buen parto y para evitar la incontinencia urinaria, tanto durante el embarazo como después.

Para tonificar esta zona los Ejercicios de Kegel son básicos ya que ayudan a fortalecer los músculos del suelo pélvico. Básicamente consisten en contraer y contener los músculos del suelo pélvico combinando las contracciones con la respiración. Una vez que identifiquéis los músculos, el resto es muy fácil. Lo mejor de todo es que se pueden realizar en cualquier sitio y momento del día, en el coche, en casa, en el trabajo, en la ducha… Si te acostumbras a realizarlos diariamente durante varias veces al día notarás rápidamente los resultados. Si los realizas durante el embarazo, al darle mayor flexibilidad a la zona ayudarás a evitar la episiotomía y los desgarros en el parto.

COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Déjenos su comentario

Su Email nunca sera revelado. Datos requeridos *

ARTICULOS RELACIONADOS