Un castillo de cuento

Alejandra

27 marzo 2018

El Alcázar de Segovia, es un emblemático castillo asentado sobre un cerro que domina lo valles de los ríos Eresma y Clamores. Fue construido por Alfonso VI en el siglo XI sobre un fuerte romano. Una visita en familia a Segovia y a su maravilloso Alcázar es una opción fantástica para pasar un día especial.

Se convirtió en una de las residencias favoritas de la monarquía hispánica, que la fueron reformando y modificando a lo largo de los siglos. Es por eso que al estilo gótico inicial hay que ir sumándole otros estilos como el mudéjar o herreriano.

El Alcázar es de planta irregular, con un macizo cuerpo central y techo de pizarra. Cuenta con dos grandes torres en cada lado, la de Don Juan II y la del Homenaje. La primera con estilo medieval y la otra a base de torres pequeñas cilíndricas constituye su perfil más fotografiado.

Al interior se accede por un puente levadizo y una escalera clásica, que lleva a un interior sobrio donde destaca el Salón de Galera y el Salón de Reyes, el Tocador de la Reina y el Salón del Cordón.

Además la ciudad cuenta con muchos más sitios para ver además del Alcázar, como el Acueducto, la Catedral barroca, el Monasterio de San Antonio el Real, la Iglesia redonda de la Vera Cruz, entre otros. Todo esto sin olvidar los numerosos restaurantes y mesones donde degustar sus famosos cochinillos asados.

COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Déjenos su comentario

Su Email nunca sera revelado. Datos requeridos *

ARTICULOS RELACIONADOS