7 consejos para alimentar la curiosidad de los niños

0
68

7 consejos para alimentar la curiosidad de los niños

Uno de los aprendizajes que puedes descubrir a través del ejemplo de tu hijo es cómo la curiosidad estimula la felicidad del ser humano. Este punto de vista propicia una mirada atenta de la realidad. ¿Cómo acompañar a tu hijo en su desarrollo al alimentar su curiosidad? En PequePolis te damos algunas ideas.

1. Responde sus preguntas

Las preguntas que hace el niño son un ejemplo de este deseo de saber más. Por ello, potencia el diálogo en torno a dichos interrogantes aportando respuestas en un lenguaje sencillo y acorde a la edad de tu hijo. Pero, además, también puedes alimentar sus preguntas con otros interrogantes.

Este descubrimiento de la realidad también gira en torno a otras experiencias que encuentran su inspiración en la vida. Por ejemplo, la lectura. Los cuentos ofrecen espacio para este intercambio de preguntas.

2. Juegos educativos

Al elegir los regalos que el niño recibe en fechas especiales es importante poner en valor aquello que dicho entretenimiento aporta al protagonista. Es decir, los beneficios que experimenta a partir de esta interacción que gira en torno al juego.

Elige juegos educativos y, además, evita el exceso en las sorpresas. Recuerda que uno de los principales regalos de la infancia es el tiempo compartido en común con el padre y la madre.

3. Paseos por parques urbanos

El contacto con la naturaleza es una de las experiencias que alimenta la curiosidad infantil. El niño percibe los árboles y las plantas que componen el paisaje del lugar. Por ejemplo, descubre el nombre de las flores de cada temporada. La naturaleza es un espacio esencial para el ser humano, por ello, esta conexión realza el bienestar infantil.

Existen numerosas experiencias que propician este contacto con la naturaleza. Por ejemplo, los paseos en bicicleta o la realización de fotografías de paisajes.

4. Adivinanzas

Existen ejercicios que vienen acompañados por la motivación de lograr objetivos sencillos. Las adivinanzas presentan una incógnita a quien, finalmente, da con la clave de la solución. En las librerías encontrarás libros de divertidas adivinanzas infantiles.

5. Aprender sinónimos y antónimos

El concepto curiosidad es uno de los términos que forman parte del diccionario. Pero el lenguaje está formado por una amplia variedad de conceptos que el niño desvelará en esta etapa. Existen juegos que giran en torno al lenguaje. Por ejemplo, aquellos que descubren nuevos sinónimos y antónimos.

Potenciar la autonomía infantil

6. Potencia la autonomía del niño

Mientras que la sobreprotección excesiva limita la espontaneidad infantil, cuando potencias la autonomía del niño estás favoreciendo su interacción con el entorno próximo. Este es un aspecto que puedes cuidar, por ejemplo, en la decoración del dormitorio infantil o de la zona de juegos. La decoración inspirada en el Método Montessori es una referencia de cómo crear un lugar a medida de su protagonista.

7. El aburrimiento produce múltiples beneficios

Además de las reflexiones ya expuestas, recuerda también, que estimular la curiosidad infantil no es sinónimo de sorprender al niño con novedades constantes. El aburrimiento es una experiencia necesaria que, además, ofrece nuevas oportunidades.

¿Qué otras ideas para alimentar la curiosidad infantil te gustaría exponer a continuación en PequePolis?

Artículo anterior 7 beneficios de la educación escolar para los niños
Artículo siguiente 6 cuentos para educar en disciplina positiva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here