De pronto, todo son peligros…

0
996

Cada edad tiene sus cosas… y los bebés cuando empiezan a gatear y a caminar se convierten en un aténtico peligro. Por más precauciones que tomes, la protección número uno para evitar accidentes domésticos es no perderle de vista en ningún momento. Solamente si sabes dónde está te asegurarás de que no está haciendo ninguna trastada.

Intenta anticiparte, porque él siempre va por delante de ti. Cuando piensas que es imposible que dé una vuelta, ya se habrá caído, cuando creas que es imposible que se tire algo encima, ya se habrá subido a un mueble y habrá cogido lo primero que pille. Incluso prestando mucha atención, los accidentes ocurren y para aprender a caminar hay que caerse, y quien se cae se golpea, pero cuanto más cerca y controlados estén menos graves serán, o por lo menos eso intentamos.

Las cinco grandes actuaciones que debes evitar:

1. Nunca lo dejes en una superficie alta, aunque pienses que es un segundo y que es imposible que se caiga, cuando te des cuenta puede haber caído al suelo. De modo que no le dejes durmiendo en una cama alta, pues puede rodar y caerse. Si tienes cambiador, no te despistes ni un momento. Si tienes algo urgente que hacer y no puede esperar, o suena el teléfono, o llaman a la puerta de casa, es preferible que dejes al niño en el suelo, o lo lleves contigo en brazos. La seguridad siempre es lo primero.  Cuando empiece a ponerse de pie e intente caminar, ayúdale siempre hasta que coja confianza, las caídas pueden hacerle coger miedo y enlentecer el proceso.

2. Cubre los cantos de muebles bajos, mesas… con protectores de goma. Hoy en día existen algunos bastante estéticos, y si no piensa que una casa casa con niños nunca podrá ser de diseño y estar perfecta, lo primero es evitar los golpes, y por tanto su seguridad.

3. Jamás le quites un ojo en la bañera, y no la llenes en exceso.  Aunque ya se mantenga sentado con seguridad, un resbalón en la bañera, o la posibilidad de que intente tumbarse o nadar le puede impedir después volver a la posición de sentado por la dificultad que ello les supone. Nunca le dejes solo en la bañera, todo puede esperar, y si no es preferible que, aqunque no haya terminado su baño, le saques, le pongas la toalla y le lleves contigo. Los accidentes en la bañera son muy peligrosos.

4. Elimina de su alcance todo tipo de elementos cortantes ( tijeras, cuchillos, punzones, agujas…). Parece imposible, pero simplemente el costurero, mientras coses un botón, puede ser un elemento muy atractivo y peligroso para él. O el kit de manicura, mientras te arreglas las uñas, también posee numerosos  objetos peligrosos para él. Los cortes con este tipo de elementos son muy habituales, ya que los niños no saben cómo deben o no coger determinados objetos, de forma que elimínalos de su radio de acción.

5. Las quemaduras son otro de los posibles accidentes a su alcance. La mejor manera de evitarlo es que el niño entre lo menos posible en la cocina, y si lo hace que esté contigo continuamente. Evita que entre si has utilizado el horno. Y si os gusta cocinar juntos, realiza con él las actividades menos peligrosas como enjuagar las verduras, o la fruta, colocar los trocitos ya cortados en un plato, o amasar con la harina…

Presta especial atención a las siguientes recomendaciones para evitar accidentes:

– Nunca coloques sillas, taburetes o muebles bajos debajo o cerca de las ventanas.
– Coloca protectores en los enchufes y no dejes que toque aparatos eléctricos.
– Si tu casa tiene escaleras, coloca mecanismos de protección en los accesos a las mismas.
– Recuerda cerrar siempre la puerta de la cocina y de los baños, y cerrar la tapa del inodoro.
– Los medicamentos, y los productos de limpieza nunca deben estar a su alcance. Colócalos en armarios altos donde te asegures que no llegue o que tengan un sistema de cerrado para que no pueda acceder a ellos.
– Cuidado con poner platos o vasos con bebidas calientes en los bordes de la mesa.

Cada edad tiene sus riesgos  y si extremas las precauciones y estás alerta, con suerte, lo máximo que necesites será una tirita o un beso mágico que todo lo cura.

Fuente imagen: madreshoy.com
 

 

 

Artículo anterior Consejos para elegir los mejores juguetes para los niños
Artículo siguiente LG KizOn, un dispositivo para mantener localizados a los niños

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here