Una visita muy especial a la Casa Museo del Ratoncito Pérez

1
1073

Cuando el príncipe Alfonso XIII tenía 8 años se le cayó su primer diente de leche. Su padre encargó a uno de sus consejeros, Luis Coloma, que escribiera un cuento en torno a ese motivo. Así nació en 1904 el Ratón Pérez, inquilino de una caja de galletas Huntley en la confitería Carlos Prats, de la calle Arenal de Madrid, que acudió a palacio a recoger el diente caído del principe a cambio de una moneda.

La casita Museo del Ratón Pérez recoge la documentación histórica existente sobre el personaje y muestra la difusión de la tradición de regalar una moneda a cambio de cada diente caído, que se extendió también por Inglaterra y Francia con los personajes Fairy Tooth y Petit Souris.

La programación del museo incluye teatrillos para enseñar a los niños la importancia de cuidar sus dientes y mantener una buena higiene bucal.

En este peculiar museo aprenderéis también la relación entre el entrañable Ratoncito Pérez y el mundialmente famoso Mickey Mouse. Sí, aunque no lo creáis entre ellos existe una interesante historia.

Dientes expuestos de grandes personalidades, cuadros del Ratón Pérez junto a sus colegas Tooth Fairy, Petite Souris y Fallina Bona e incluso un buzón para dejarle cartitas completan una entretenida excursión familiar en Madrid.

Si visitáis el Museo del Ratoncito Pérez, no os olvidéis de pedir el certificado de origen (2.95€) del último diente que haya perdido el peque. Firmado de puño y letra por el mítico roedor, acredita la clase de diente entregado, fecha, lugar y nombre del niño. Un recuerdo perfecto para decorar la pared de la habitación infantil.

Artículo anterior «Pon cara de Dinosaurio» en el Museo de Ciencias Naturales
Artículo siguiente La historia para niños en el Museo Arqueológico de Alicante

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here