Visita al Castillo de Luna en Alburqueque

0
244

Alburqueque es un pueblo situado a pocos kilómetros de la frontera entre Badajoz y Portugal. Junto a la Sierra de San Pedro, esta villa de gran importancia durante la Edad Media todavía conserva su esencia medieval. Un lugar perfecto para que los niños imaginen trasladarse a épocas pasadas.

Esta Villa declarada conjunto histórico-artístico cuenta con un barrio gótico judío rodeado por una muralla. En la parte, exterior, fuera de la villa, se sitúan las casas solariegas.

El imponente Castillo de Luna, llamado así por alusión a D. Álvaro de Luna, Maestre de la Orden de Santiago y Condestable de Castilla, vivió en él durante mucho tiempo, y es uno de los mayores legados históricos.

Este castillo de estilo gótico, data del siglo XIII y ha sido declarado Monumento Nacional. Cuenta con cuatro recintos, pero de él destaca la Torre del Homenaje a la que se accede a través de un arco ojival.
Dentro también se encuentra la Iglesia de Santa María la Mayor, de estilo románico, con tres naves cubiertas por bóvedas de cañón.

En los alrededores de Alburqueque se encuentra el Parque Natural de la Sierra de San Pedro donde se puede hacer senderismo o contratar actividades de turismo activo. También se pueden realizar otras visitas al Santuario, el abrigo con pinturas prehistóricas y el castillo de Azagala.

Sin duda, Alburqueque, un lugar perfecto donde combinar diversión y cultura.

Artículo anterior Las cuevas del Águila en Ávila
Artículo siguiente Viajes con niños: ¿Qué ver en Alarcón?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here