El decálogo de la alimentación infantil saludable

0
567

Una alimentación saludable es muy importante a cualquier edad, pero enseñar a los niños desde que son pequeños a comer correctamente es fundamental para su futuro desarrollo y salud en la edad adulta. Una alimentación infantil saludable permitirá al niño tener más energía, sentirse bien y rendir más en sus obligaciones académicas.

España, es uno de los países con la dieta más saludable, tenemos buenas materias primas, el mejor aceite de oliva, de nuestra producción de frutas y verduras se surte media Europa, somos los segundos consumidores de pescado a nivel mundial… Entonces, ¿por qué cada vez aumentan más los índices de obesidad y colesterol o diabetes?

La nutricionista Lucía Bultó, y escritora del libro ‘Los consejos de Nutrinanny’, propone en su libro las propuestas que favorecen la alimentación de los niños. También explica que no solo es importante la alimentación adecuada si no la realización de una actividad física diaria. Para ello ha elaborado un decálogo en el que recoge los principios fundamentales de una alimentación infantil saludable.

Decálogo de la alimentación infantil saludable:

1. Es fundamental adaptar las cantidades a la edad y al desarrollo de los niños. No existen alimentos «malos», sino frecuencias de consumo inadecuadas.

2. Ofrece al niño frutas y verduras diariamente, preferiblemente de temporada, ya que aportarán a su organismo vitaminas, minerales y fibra.

3. Varias raciones (tres o cuatro) de productos lácteos al día asegurarán el calcio que sus huesos necesitan ahora que están en pleno desarrollo. Es importante que sepas que las variantes descremadas o desnatadas aportan la misma cantidad de calcio que las enteras.

4. Utiliza aceite de oliva. Es el más recomendable para cocinar y tomar en crudo.

5. La cantidad recomendada de proteínas incluye dos tomas diarias. Dos tomas moderadas al día de pescado, carne, huevos o jamón son suficientes para aportar al organismo de los niños la cantidad de proteínas que necesitan.

6. El pan, el arroz, la pasta, las patatas, las legumbres y los cereales aportan los hidratos de carbono complejos que el niño necesita. Si además algunos de éstos son integrales, le aportarás fibras y aumentará su contenido de vitaminas y minerales.

7. Mantener una buena hidratación es fundamental. En las comidas, para beber, siempre agua. Los refrescos solo deben tomarse en momentos puntuales y evitar la cafeína en todos los casos.

8. Programar una alimentación variada, que incluya alimentos de todos los grupos, sin abusar de ninguno de ellos y sin excluir ninguno de ellos. Un buen equilibrio es lo fundamental.

9. En cuanto a los alimentos envasados, siempre son preferibles frescos pero hoy en día, y las nuevas tendencias de vida la industria alimentaria ofrece productos de calidad envasados.

10. Los niños copian todo cuanto ven, de modo que predica con el ejemplo. Si tú cuidas tu alimentación tu hijo te imitará.

«Somos lo que comemos y seremos lo que hayamos comido.»

Artículo anterior Las tendencias en bañadores y bikinis para niños 2015
Artículo siguiente Batidos saludables para los niños

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here