¿Me atas los cordones?…llego la hora de enseñarles

0
939

Cuando nuestros hijos van creciendo, entre otras cosas, llega un momento en que también va cambiando el calzado. El velcro está muy bien pero llega un momento en que no tenemos más remedio que dar el paso a los cordones.

Al principio para ellos es una novedad, y para nosotros una confirmación de que van creciendo, pero, también un trabajo extra para todos.

Al principio la frase ¿Mamá, me atas los cordones?, resulta gratificante y lo haces con mucho gusto, tu niño te necesita, pero con el tiempo se va convirtiendo en una pequeño “tormento”, hasta que un día con paciencia nos decidimos a enseñarle a atarse los cordones de las zapatillas.

Pero, ¿cómo le enseñamos a hacerse la lazada?, hagamoslo de manera divertida y como si de un cuento se tratase, con la idea de que no se convierta en una tarea complicada y el niño preste atención.

Una vez que tenemos hecho el primer nudo (el sencillo), y tenemos un extremo del cordón en cada mano comenzamos:

– “Había una vez un árbol en el bosque” (cuando hacemos el primer lazo)
– “Un día un conejito dio la vuelta alrededor de él” (cuando rodeamos el lazo con el otro cordón)
– “Encontró una madriguera y se metió sin dudar” (cuando metemos el cordón por debajo del lazo)
– “Pero como era pequeñito necesitó ayuda y por eso tiro, tiro y tiro” (cuando tiramos para apretar el nudo).

Como casi siempre, paciencia, paciencia. Y tampoco nos precipitemos. El niño tiene que tener desarrollada su motricidad fina de sus manos y dedos para que sea capaz de hacerlo. Si es demasiado pequeño solo conseguiremos frustrarnos y hacerle sentir mal, y lo que queremos es que él aprenda y que, al menos al principio, disfrute haciendo la lazada como si fuese un juego.

Artículo anterior Fomentar la memoria en los niños
Artículo siguiente Por fin llega el fin de semana y…¡ tu hijo se despierta a las 7!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here