Ahora tienes a tus hijos en casa, ha llegado el verano y ya los planes de comida como mínimo se duplican (comidas y cenas) y cuando llega la hora de comer empieza la pesadilla… ahhhhh !!!, no sabes que preparar y encima tus hijos te lo ponen difícil y no quieren comer de manera saludable.

Es una realidad que se repite en todas la familias, todos queremos encontrar la manera de conseguir que los niños coman verdura o una comida que se salga de la pasta, arroz con tomate, salchichas, hamburguesas, pizza, etc. ¿Conocéis a algún niño que no le guste la pasta o el arroz?, ahora la pregunta siguiente es ¿cuantos niños conocéis que le gustan las espinacas, acelgas, brócoli, etc?, seguro que el % es abrumador.

Bueno, no sufras más, porque no todo está perdido. El verano es una muy buena época para introducir nuevos alimentos y tratar de diversificar en las comidas, y tú dirás, no tengo bastante con pensar que poner de comer como para encima luchar con ellos.

Aquí está uno de los problemas y es que cuando tus hijos tienen una dieta muy reducida se acostumbran a comer 2-3 platos y cada vez es más difícil sacarles de aquí y tu “guerra” será cada vez más complicada con lo que cuanto antes empieces mucho mejor y lo que ahora es pasta y arroz , de lo cual tu ya estas cansada/do, después del verano, puede ser gazpacho, crema fría de verduras, ensalada campera, ensaladilla, etc. Estos platos sin darte cuenta te habrán permitido introducir poco a poco variedad y alimentos más saludables.

Si puedes lograr que a tus hijos les guste (o al menos acepten) un vegetal en algún momento, regresarán a él en el futuro (quizás dentro de mucho tiempo, pero, aun así, merece la pena). Sin embargo, la clave para superar este delicado problema tan conocido por todos y conseguir que los más quisquillosos con la comida en general intenten probar las verduras, está en alentar a los niños a seleccionar entre una amplia variedad, de modo que siempre habrá algunas que puedan llegar a aceptar.

Pero antes te recomendamos que las pruebas sean con pocas cantidades, que te ayuden ellos a preparar la comida y lo más importante, hazla atractiva desde el principio.

Aquí te presentamos algunos tips para conseguirlo.

Falsos tallarines de calabacín con salmón. Receta de verano: ideal para las comidas o para las cenas de verano. Para que los niños coman verduras y pescado de una forma amena. ¡Súper sabrosos!

Ensaladilla rusa de pasta, la original receta que les encantará este verano: un plato muy veraniego que puedes tener preparado con antelación. Ideal para llevar a la playa o a la piscina, fresco y con ingredientes muy particulares.

Ensalada de lentejas: legumbres y verduras en un mismo plato, súper nutritivo y bajo en grasas. Puede servirse como guarnición o como plato en una cena, por ejemplo.

Ensalada de pollo y aguacate: un plato estupendo y saludable para llevar a la playa o tener preparado con antelación.

Sopa de melón y frutas: una excelente forma de tomar fruta, una receta que funciona igual como entrante o para una cena ligera que como postre.

Gazpacho de sandía: una receta nutritiva y refrescante que ayuda a los pequeños a tomar frutas y hortalizas casi sin darse cuenta.

Gazpacho tradicional: un plato que no puede faltar en verano y en la mesa de tu casa, tomate, pepino, pimiento, aceite, vinagre y sal, un cocktail de vitaminas muy importante para tus hijos.

Salmorejo de mango: es una buena forma de conseguir que grandes y pequeños tomen más fruta, casi sin darse cuenta. Una receta tradicional con un ingrediente fuera de lo común.

Crema fría de zanahorias y mango: una combinación de ingredientes muy peculiar para el paladar de los más pequeños, refrescante y con toque dulzón.

Ensalada Campera: una receta de toda la vida que te permite introducir verdura y pescado, con patata , huevo duro, atún, tomate, pimiento como base, es una opción muy interesante que encantará a tus hijos.

Ensalada de Garbanzos: Los garbanzos, no sólo tienen que estar en el cocido o platos de cuchara, son un magnifico complemento muy energético para ensaladas en frío. Prueba con tomate, pepino, atún y huevo duro y tendrás una ensalada riquísima.

Crema Vichyssoise: Calabacín, patata y aceite son los ingredientes básicos de esta crema fría que nos puede servir como alternativa al gazpacho si el tomate no es de los preferidos de tus hijos.

Huevos rellenos: Esta es un receta típica que puedes aprovechar para introducir alternativas de verdura. La original es lleva de huevo, atún, tomate y mayonesa para la pasta del relleno de los huevos, pero prueba a incluir aguacate machacado con el huevo y atún o pisto como sustituto del tomate.

Brochetas: Las brochetas son una receta que les encanta y puedes aprovechar para incluir salmón o pollo y algunas verduras. Que te ayuden a crearla y te será más fácil conseguir que lo prueben.

Ahora sólo queda que añadas tu toque especial y crees tus propias recetas de verano y las compartas con todos nosotros. Ánimo y Feliz Verano saludable !!!.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here