Como afrontar el periodo de adaptación con el inicio del colegio

0
747

La incorporación a la escuela por primera vez es para el niño un cambio muy grande. Algunos lo manifiestan llorando, gritando y pataleando a la entrada de la escuela, otros no expresan sus sentimientos y se aislan, otros presentan problemas a la hora de comer o dormir e incluso pueden llegar a darse vómitos, dolor de tripa etc.

Por eso es importante seguir una serie de pautas durante el periodo de adaptación para facilitar al niño su incorporación:

– Debéis mostrar confianza en la Escuela, de esta manera el niño percibirá tu tranquilidad y le transmitirá seguridad. Es importante que los primeros días dispongáis de tiempo suficiente para ser vosotros mismos quien acompañéis al niño, evitando llegar tarde y con prisas.

– Es importante explicar a la educadora cómo manejáis al niño (sobre todo en el caso de los más pequeños) en los momentos de juego, alimentación y sueño.

– A la hora de despediros del niño: no os vayáis cuando veáis que está distraído, esto le crearía más inseguridad. No alarguéis las despedidas, dejarle con una sonrisa y un beso y diciéndole quién y cuándo ira a buscarle le dará tranquilidad. (mamá vendrá a buscarte después de la siesta).

– Una vez juntos dedicarles tiempo realizando actividades que le resulten agradables y divertidas, ir al parque, pasear, bañarle para que se sienta comprendido.

– Hacer comentarios positivos relacionados con la escuela: los juguetes, los otros niños, las actividades que van a realizar. Es importante hablarle y explicarle la nueva situación calmada, clara y repetidamente. Lo peor para el niño será ser depositado de repente una mañana, sin explicaciones. Evita realizar en su presencia cualquier comentario negativo con respecto a la escuela así como compadecerle (pobrecito mi niño que hoy ha tenido que ir al cole…)

– Esta etapa no es un buen momento para hacer otro tipo de cambios en su vida como quitar el chupete, el pañal, cambiar de cama etc. Es preferible esperar a que el niño se haya adaptado a la escuela para realizar cualquier cambio.

Cuándo sabemos que el niño se ha adaptado a la escuela:

– El niño acepta a su educadora y a los otros niños con cariño.
– Acepta con alegría comer y dormir en la escuela.
– Juega y utiliza los juguetes y materiales de la escuela con confianza y autonomía.
– En ocasiones los niños siguen llorando al entrar a la escuela aunque el resto del día se encuentren a gusto y contentos allí. Esto se debe a que para algunos la separación del padre o madre le sigue resultando difícil. Con el tiempo esto irá pasando.

La mayor parte de los niños son felices allí donde los cuidan. Dentro de poco el tuyo irá contento, solo es cuestión de cariño y de tiempo.

Artículo anterior Plazos para la escolarización de tus hijos
Artículo siguiente Ya son públicos los listados de los Cheques Guardería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here