Vimos «Ilusionando», un espectáculo de magia

0
346

Acudimos a la representación del espectáculo de magia «Ilusionando» en el Teatro Galileo, un espectáculo correcto y con pretensiones de divertir a los peques inculcando un poco de magia en sus vidas y también en las nuestras, que a veces nos olvidamos de lo importante que es soñar y creer en la magia de las cosas.

Una vez sentados en nuestras butacas, es fácil apreciar la inquietud y curiosidad de los niños. Todos ellos se muestran nerviosos e impacientes ante un espectáculo de magia como es «Ilusionando», el primero para muchos de ellos.

El concepto de «Ilusionando» es muy bueno a la vez que divertido, y busca acercar la magia a los más pequeños con dosis de humor, participación del público, música y voz en directo. A este respecto cabe resaltar la complicidad de los actores, que uniendo magia y humor, da como resultado un montón de carcajadas manteniendo la atención de los niños.

A pesar de los elementos tan interesantes que conforman el espectáculo de «Ilusionando», en ocasiones, se echa en falta un mayor dinamismo para evitar los tiempos muertos que se producen entre los diferentes números del espectáculo. De la misma forma, algunas de las bromas, más complejas en su contenido, no llegan a los niños más pequeños produciendo confusión en los mismos.

Los trucos del espectáculo son muy conocidos y como adultos, seguro que los hemos visto en varios magos tanto en televisión como en directo si te gusta la magia, pero no olvidemos, que para un niño suele ser como hemos dicho la primera o de las primeras representaciones en directo, con lo que la sorpresa está garantizada.

Pompas de jabón que se convierten en sólidas, objetos que vuelan y espectadores que se convierten en improvisados magos. Destacar el truco del pez y el de la zapatilla desaparecida, cada uno en su estilo sorprendió a más de un pequeño espectador.

Con todo esto, los niños se divierten, se ilusionan y se llevan multitud de interrogantes por resolver en sus cabezas, como no podría ser de otra forma, tratándose de un espectáculo de magia.

También es interesante comentar, la divertida actuación de la ayudante del Mago David Ávila, Natalia Goyen (actriz, músico, cantante y bailarina), y la complicidad con el mismo, quién, con su continua puesta en escena, mantiene en todo momento la atención de los niños, haciéndoles partícipes de sus pequeñas locuras.
«Ilusionando» una opción para pasar un rato entretenido y en familia, aunque no deja de ser un espectáculo flojo si eres exigente en tus elecciones.

Artículo anterior Vimos «Tarzán el musical»
Artículo siguiente Vimos «Pocoyo y sus amigos, el musical»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here