Desayunos saludables para niños

0
734

El desayuno de los niños debería de ser la comida más importante del día. Además un desayuno equilibrado, ayuda a prevenir la obesidad infantil. Para disfrutar de un desayuno saludable, éste debe de estar compuesto de leche, fruta o zumo e hidratos de carbono. Según datos del Ministerio de Sanidad y Consumo de España, sólo el 7,5 por ciento de los niños y niñas españoles desayuna correctamente. Aproximadamente, el 20 por ciento de la población infantil y juvenil sólo toma un vaso de leche, mientras un 56 por ciento sólo acompaña la leche de algún producto que contiene hidratos de carbono. También es conveniente resaltar que más de la mitad de los niños españoles no dedican más de 10 minutos al desayuno y esto implica, según los expertos en nutrición un aumento de la obesidad infantil.

¿Porqué un desayuno saludable?

Cuando los niños desayunan mal y con prisas no tendrán la energía y la vitalidad que necesitan para afrontar las actividades escolares que requieren un esfuerzo físico e intelectual. Además, un desayuno no adecuado hará que los niños sientan, a media mañana, la necesidad de un gran aporte energético, que seguramente podrán encontrar en productos de alto contenido en azúcar y ácidos grasos, como puede ser la bollería industrial y otros productos similares que están directamente relacionados con el crecimiento de los índices de sobrepeso y de obesidad durante la infancia, por su alto contenido calórico.

¿Cuál es el desayuno ideal?

En muchas ocasiones, por la falta de tiempo y por las circunstancias, no dedicamos el tiempo necesario al desayuno, pero aconsejamos marcar una rutina diaria, incluso adelantar 20 minutos el despertador para poner en práctica «El desayuno Saludable» y así toda la familia emperazá el día con más energía y vitalidad.

El desayuno ideal y adecuado debe ser variado en alimentos que contengan nutrientes necesarios:

– Lácteos: leche, yogur y/o queso
– Hidratos de carbono: cereales, galletas, pan.
– Grasas: aceite de oliva o margarina
– Vegetales: frutas o zumos
– Otros: mermelada, jamón york o pavo, miel…

Ya todos conocemos ese refrán que dice: «Desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo». Así que vamos a ponerlo en práctica y ¡a disfrutar de la vida sana!

Artículo anterior Beneficios de la fruta para tu hijo
Artículo siguiente Peppa Pig te enseña la mejor alimentación en Otoño

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here