El Descenso del Río Sella en familia

0
811

Asturias es un territorio medioambientalmente ejemplar y prueba de ello son las seis Reservas de la Biosfera declaradas por la Unesco en el Principado. Uno de los innumerables paraísos naturales de Asturias es el Concejo de Ribadesella, dotado de un hermoso río, unos montes escarpados cercanos al mar, unos macizos kársticos que hacen las delicias de los espeleólogos y un litoral en el que se alternan las playas, las praderás, los pedrales y los acantilados. Hoy os hablaremos del mundialmente conocido Descenso del Río Sella, un plan para divertiros en familia rodeados de un paisaje espectacular.

El Río Sella,  conocido por su Descenso y por su espectacular belleza, nace en Fonseya y desemboca convertido ya en Ría en el mar Cantábrico junto a la villa de Rivadesella, lamiendo mansamente la playa, entre Punta Caballo y la Playa de Santa Marina, formando la Ría de Ribadesella. En su último tramo, entre los puentes de Arriondas (Parres) y su desembocadura en Ribadesella, discurre por una amplia zona de aguas tranquilas y pequeños saltos de agua. Son en total 15 kilómetros navegables que lo hacen ideal para un largo y divertido recorrido en canoa o piragüa. Es uno de los planes en familia más conocidos y demandados por turistas y locales.

descenso-del-sella1

Abarca una superficie de 1.246 Km2 con una longitud de 42 Km. Posee dos grandes subcuencas laterales, representadas por los afluentes Ponga y Piloña por la izquierda, mucho más extensos y caudalosos, y Dobra y Güeña por la derecha.

El primer sábado de agosto se celebra la Competición Internacional del Descenso del Sella en piragüa atrayendo de todos los rincones a los amantes del deporte y la naturaleza. El Descenso Internacional del Sella tiene un doble carácter, por una parte es un evento deportivo al más alto nivel que reune a centenares de piragüistas de todos los países, y por otra es una celebración lúdico-festiva que atrae al Sella a asturianos, españoles y extranjeros. Por la zona hay numerosas empresas que organizan descensos en canoa o en piragüa durante todo el año.

Si quieres ir en familia lo más recomendable es alquilar una o dos canoas de 2-3 plazas. Los más expertos remeros también pueden elegir descender el río en piragua, como los profesionales. Con la tarifa está incluida el alquiler de la canoa y los remos, los chalecos salvavidas y un picnic para cada tripulante, así como bidones para guardar, y mantener en seco, las pertenencias personales (comida, zapatillas, crema protectora…). Algunas empresas turísticas también incluyen trajes de neopreno, dependiendo de la época del año. Se recomienda llevar ropa deportiva, muy cómoda, un bañador, calzado que pueda sumergirse y crema solar y gorra para protegerse del sol.

La salida se realiza en la localidad de Arriondas, directamente sobre las aguas del río Sella. Normalemente existen varios puntos de recogida de manera que puedes adaptar la longitud del descenso a vuestras condiciones y deseos. El recorrido más largo del descenso es de unos quince quilómetros por el Sella.descenso-del-sella

Los niños también pueden disfrutar de esta aventura pero para realizar el descenso la edad mínima es de 5 años. Requisito indispensable, (obviamente) es que los adultos sepan nadar, pues aunque la mayor parte de la ruta es tranquila, hay zonas con algunos rápidos en los que la canoa puede volcar si no se circula con precaución o hay aglomeración de canoas.

El hacerse con la canoa y coger el ritmo para remar no lleva mucho tiempo. Se recomienda remar pausadamente, sin prisas, disfrutando del descenso, para no sobrecargar los músculos y, sobre todo, para disfrutar del recorrido sin estrés ni peligro.

Es muy recomendable parar a descansar y tomar energías de vez en cuando. Hay pozas de agua en algunos recodos y amplios espacios cubiertos con pequeños guijarros del río donde se puede parar para descansar, disfrutar del paisaje y del sonido de las aguas, o darse un chapuzón. El recorrido completo con dos o tres paradas para descansar puede durar unas tres horas.

_santa_marina ribadesella

A la llegada a Ribadesella esperan los organizadores de la ruta para llevar a canoas y familias de regreso a Arriondas. Un trayecto de 30 minutos en autobús para soltar los remos y relajar los cansados músculos y repasar juntos los divertidos momentos del día.

Para los afortunados que puedan quedarse algún día más en la zona, Ribadesella ofrece muchos más planes para las familias, como clases y competiciones de surf o simplemente disfrutar de un día de relax en sus hermosas playas. ¿Quién puede resistirse? Un plan inolvidable para disfrutar de la belleza natural de Asturias, del deporte y de pura diversión en familia.

Fuente: descensodelsella.com

Artículo anterior Un cambio de aires en familia
Artículo siguiente De picnic en el Safari de Madrid

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here