Disfruta de la Navidad estando embarazada

0
916

La Navidad es una época especial. Más allá de la implicación religiosa o tradicional, es especialmente complicado no verse salpicada por toda la vorágine de acontecimientos, celebraciones y actividades extras que durante estos días, últimos del año, se van acumulando en el calendario. Renunciar a comidas opíparas, a brindar por el futuro o a bailar en exceso, no siempre es tarea fácil. Actividades sanas y muy divertidas a las que no debemos renunciar, incluso aun estando embarazada. Eso sí, siempre llevando un mínimo de cuidado. El embarazo en las Navidades no debe tomarse como un juego.

Si bien para la risa y la diversión no existen impedimentos ni contraindicaciones, el mayor cuidado lo debemos llevar a la hora de comer. Una embarazada en Navidad, aun llevando un embarazo sano, sin ningún tipo de riesgo ni peligro, no tiene porque renunciar a todo lo que la Navidad le ofrece, pero sí debemos ser especialmente escrupulosas con la alimentación, que suele ser de lo que más abusamos durante estos días y, a menudo, sin mirar demasiado si nos resulta beneficioso.

Como en cualquier otra época del año, nuestra dieta debe ser equilibrada y sin excesivos excesos. Mejor en pequeñas cantidades, durante cinco o seis veces al día. Los productos típicos navideños no nos van a aportar problemas, así que podemos disfrutar de los turrones, polvorones y chocolates de estos días. Pero hay otros alimentos, que también se suelen utilizar en las opíparas mesas navideñas, con los que debemos llevar especial cuidado.

embarazo-navidad1

Si no has pasado la toxoplasmosis muchísimo cuidado con las carnes crudas, el jamón y los embutidos. Preferible que dejes estos manjares para la próxima Navidad, cuando ya tengas a tu niño en brazos. En cuanto a las verduras, debemos ser especialmente cuidadosos con su lavado, asegúrate bien que están bien limpias, sobre todo aquellas que tengas que comer en crudo. Otro problema lo podemos encontrar en el pescado crudo, poco hecho o marinado. Aunque creamos que un salmón ahumado tiene todas las garantías para nuestra salud, y la del bebé, no debemos olvidar que puede contener el parásito anisakis, que provoca todo tipo de infecciones. El pescado, mejor congelarlo antes de consumir o cocinar a altas temperaturas.

brindar-navidad

En cuanto a las bebidas debemos evitar, totalmente, el consumo de alcohol. En el mercado existen estupendas bebidas sin alcohol que nos pueden resultar especialmente beneficiosas durante estos días, así podremos brindar con la misma alegría, pero también con la seguridad de estar cuidando a nuestro bebé al cien por cien. También es recomendable evitar las bebidas con gas ya que te pueden hinchar demasiado. Una idea estupenda son los cócteles especiales para embarazadas que puedes preparar en un santiamén.

vestidos-embarazadas

En cuanto a la vestimenta, no debes renunciar a la elegancia estando embarazada, pero tampoco debes olvidar que es importante ir bien abrigada, especialmente cuando tienes que desplazarte a otro hogar o restaurante que no es tu propia casa. El invierno puede ser muy traicionero, especialmente por las noches.

El resto: risas, alegrías, bailes y buena compañía, no son solo no son contraproducentes, si no que además te van a aportar multitud de beneficios, tanto a ti como a tu bebé. Una mamá alegre, llena de energía y vida, transmite a su bebé toda esa luz y optimismo que respira en su interior. Eso sí, no olvides descansar y relajarte de vez en cuando, para seguir regalándote unas Navidades inolvidables.

Fuente | Uno más en la familia
Imágenes | Embarazo on-line, Despilfarro, Recetas de cocina y Semanas de gestación
Pequepolis | Recetas divertidas dulces para celebrar la Navidad con los niños

Artículo anterior ¿Estás embarazada?. Los diez primeros síntomas del embarazo
Artículo siguiente Curiosidades del embarazo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here