Dormir al bebé en el coche no ayuda a tu economía

0
866

La hora de dormir de los bebés suele ser complicada para muchos padres que, tratando de encontrar un método que funcione relativamente rápido, acaban probando mil técnicas darle un chupete, mecerle en brazos, cantarle una nana… Son muchas y diversas las técnicas para conseguir que un bebé se duerma. Sin embargo, hay una que cobra especial relevancia entre los papás conductores: dar una vuelta en el coche con el pequeño en la sillita.

Si eres de los que opta por esta opción, debes saber que su coste a largo plazo puede sorprenderte. Un estudio británico ha querido cuantificar el gasto y ha concluido dos cosas: que dormir al bebé en el coche es realmente perjudicial para nuestra cartera y que las mujeres gastan menos con este sistema que los hombres.

Para hacer el estudio se han encuestado a más de 1.000 padres y un 56% reconoce que dormir al bebé en el coche, conduciendo hasta que cae rendido, es una de sus técnicas favoritas. Además, gracias a la encuesta sabemos que la hora a la que salen la mayoría de padres a pasear al niño es a las 21 horas de la tarde-noche y que el paseo tiene una duración media de 29 minutos.

De este estudio también se desprende un curioso dato y es que cuando son los papás los que toman esta medida recorren en coche una media de 2.900 kilómetros durante el primer año del bebé para tratar que caigan rendidos. Las mujeres, por su parte, emplean unos 1.380 kilómetros en la misma tarea, lo que parece avalar su pericia para conseguir el objetivo final. Todo ello se traduce en un gasto en combustible de entre 250 y 350 euros en esos 365 días.

Sin duda tal cual están las cosas ahora y según el precio de la gasolina, quizás es más que interesante comenzar a valorar otras técnicas igual de efectivas pero mucho más económicas.

Por último apuntar que el estudio ha querido profundizar en si el tipo de sillita que incorporamos en el coche tiene influencia en el tiempo que tarda el bebé en dormirse y efectivamente es así y es que es de sentido común que un dispositivo de retención infantil que resulte cómodo para el pequeño puede reducir en hasta diez los minutos necesarios para lograr nuestro propósito.

Artículo anterior Dormir al bebé en el coche no ayuda a tu economía
Artículo siguiente Todo lo que deseo para ti

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here