El espectacular Pinocho, un musical para soñar llega a la Gran Vía

0
656

Todos recordamos esos instantes en los que en nuestra niñez descubríamos un nuevo personaje literario. Personajes que como Pinocho, calaban hondamente sobre nuestra forma de entender el mundo que nos rodeaba y que ya empezaban a formar parte de nuestra cultura infantil. El relato de Pinocho, escrita por el italiano Carlo Collodi y adaptada cinematográficamente por Disney en décadas posteriores, es una de esas pequeñas maravillas que nos acercan al mundo mágico e inocente de la infancia, donde todo espíritu bondadoso puede alcanzar sus sueños e ilusiones por muy difíciles que se le presenten sus condiciones o metas. Si recordamos, Pinocho era un títere que deseaba convertirse algún día en un niño de verdad y a pesar de su apariencia de madera, escondía en su interior un espíritu totalmente humano. El transcurrir de sus aventuras en el cuento no hacen más que afianzar la necesidad que tiene el personaje por alcanzar su sueño y así demostrar su verdadero espíritu de niño.

De forma que su historia es clásica por varias razones, no sólo por su temática cultural y tradicional sino que además posee los elementos claves para que sea un relato atemporal y convertirse así en una historia propensa a ser adaptada reiteradamente tanto en el cine como en el teatro desde su primera publicación allá en el siglo XIX. Esto es precisamente lo que Trencadís Produccions ha proyectado recientemente, el espectacular Pinocho, un musical para soñar en la Gran Vía de Madrid.

Pinocho, un musical para soñar reinventa este mágico cuento con maravillosas coreografías y canciones para toda la familia, donde el colorido de su escenografía y vestuario hacen de este evento un imprescindible para que asistan sobre todo los más pequeños de la casa. En Pinocho, un musical para soñar la experiencia se vuelve divertida pero también didáctica ya que como hemos comentado anteriormente, los niños podrán aprender el valor de sus sueños e ilusiones y entenderán que para alcanzarlos tan sólo se necesita un poquito de esperanza y el amor de los que nos acompañan en nuestra vida.

 

Artículo anterior ARCOkids, Feria de la creatividad solidaria
Artículo siguiente El Séptimo Enanito y la magia de contar cuentos originales