Encuentra el Mini MasterChef de tu casa

0
559

Ahora que esta de moda todo lo relacionado con la alta cocina y gracias también a la nueva aparición de programas infantiles como MasterChef Junior, la cocina en los niños más que un tabú como hace años, se convierte en una nueva vía para potenciar otras sensaciones hasta ahora «coto privado de adultos».

Pero la revolución ha llegado y detrás de cada peque, hay un pequeño cocinero, unos con unas habilidades y otros con otras, el reto es sacar lo mejor de cada uno de ellos, que aprendan y se diviertan.

Y es que hay muchos beneficios cuando se cocina con niños. En primero lugar la sensación de logro que se obtiene cuando se completa una receta. También les ofrece la oportunidad de pasar tiempo con sus padres y hermanos. Otros beneficios importantes incluyen el desarrollo de las destrezas motoras finas y gruesas, destrezas matemáticas como contar y medir, y el desarrollo de la alfabetización, ya que los niños leen recetas con sus padres y practican la lectura.

Dependiendo de la actividad requerida al cocinar, a partir de 2 años se pueden hacer diversas actividades en la cocina, por ejemplo los más pequeños pueden pueden hacer cosas como sacudir, untar, amasar, romper y bañar o sumergir ingredientes… algo superdivertido en estas edades.

Los niños mayores pueden realizar actividades un poco más complejas como cortar, medir, pelar con las manos, etc. Cuánto mayor sea el niño más complejas serán las actividades que pueda realizar, incluyendo el uso de ralladores o cuchillos, cascar huevos o nueces y pelar vegetales con un pelador. Es muy importante recordar que todas estas actividades, no importa qué tan inofensivas pueden parecer, debe ser realizadas bajo supervisión de un adulto siempre.

Empieza por recetas sencillas y divertidas ya que el componente de ocio tiene que estar siempre presente, plantea unas galletas con formas, postres fríos poco elaborados o decoraciones con frutas, como fresas recubiertas con chocolate, macedonia de frutas, etc.

La paciencia es clave cuando metas a tus peques en la cocina, así que recuerda que es una experiencia nueva para ellos y como con todo, ellos necesitan sentirse cómodos con todas las destrezas. No importa el tiempo que tardes y que los resultados culinarios, no sean del todo satisfactorios. Hay que buscar sobre todo en las primeras experiencias que la experiencia sea divertida y que exista sentimiento de hacer más cosas, de probar y repetir nuevas recetas.

No debemos olvidar que son niños y en ningún caso deben estar solos en la cocina ni manipular ningún utensilio sin la supervisión de un adulto, toda seguridad es poca.

Animate, elige una receta sencilla, viste a tus pequeños cocineros y pásatelo en grande, lo mismo descubres que tu hijo puede ser un gran Master Chef.

Artículo anterior El ábaco desarrolla múltiples habilidades en tus hijos
Artículo siguiente Ideas para preparar la Primera Comunión de tu hijo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here