Ensaladas para refrescar el verano

0
344

Uno de los alimentos que los niños suelen rechazar con más asiduidad es el de las verduras. No sabemos si es el color verde, la mala fama o la poca preocupación de los adultos, lo cierto es que nos cuesta una barbaridad que los pequeños se acerquen a un buen plato de verdura sin que exista un rechazo, al menos inicial.

Entonces ¿qué podemos hacer?… Una buena idea es aprovechar la época veraniega para ofrecerles distintas variedades de ensaladas. No es bueno limitarse siempre a la misma y ya que es un plato que nos abre un montón de posibilidades, podemos aprovechar para mezclar distintos ingredientes con el fin de animarles a probarlas sin demasiada dificultad. Tú sabes perfectamente cuales son esos alimentos que más le gustan a tu niño, así que no tienes más que combinarlo con otros que quieras ir introduciendo en su dieta.

Aquí te dejo algunas ideas, pero seguro que a ti se te ocurren muchísimas más.

Ensalada de pasta, caquis y queso fresco.
Elegimos la pasta que más le guste a nuestro niño. Aquí va perfectamente los lazos, las caracolas o las espirales, si son vegetales muchísimo mejor así aún dará más color a nuestro plato. Una vez cocida y bien escurrida añadimos unos trocitos de queso fresco, tomate cortado a trozos pequeños y el caqui también cortado menudito. Aderezamos con un chorrito de aceite de oliva y, si es del gusto de nuestro bebé, unas gotas de limón o vinagre balsámico.

Ensalada de alubias cocidas, patata y atún.
Cortamos la lechuga, el tomate, el pepino y la cebolla en trocitos pequeños. Añadimos una lata de atún y un huevo duro rallado, un poquito de maíz y una patata cocida que habremos cortado en trozos, también pequeños. Las alubias las podemos cocer nosotros mismos, aunque yo prefiero ponerlas de las que venden en tarros, las escurro y enjuago y las añado al bol. Un chorro de aceite de oliva, un poquito de sal y unas gotas de limón y tenemos un plato estupendo para disfrutar del verano con todas las vitaminas.

Ensalada de arroz y jamón york o pavo.
Raro es encontrar a un niño que no le guste el arroz, así que esta ensalada les va a encantar. Cocemos el arroz y que se quede entero. El mejor es el tipo Basmati o de grano largo. Escurrimos y ponemos en un recipiente. Añadimos unos trocitos de jamón york o pavo cortados en tacos pequeños, también un poco de maíz dulce cocido, zanahoria rallada, unos trocitos de tomate, tiras finas de lechuga y aceitunas rellenas. Mezclamos bien y aderezamos con aceite de oliva y unas gotas de vinagre. Esta misma receta yo también la preparo, en vez de con arroz con cus-cus.

Son solo tres recetas que tú puedes combinar a tu gusto y al gusto de tus niños. El resultado es que coman bien, de forma equilibrada y que estén bien preparados para disfrutar de las imparables vacaciones veraniegas.

Foto | Imeo

Artículo anterior Copa helada de frutas para un día de calor
Artículo siguiente Recetas caseras para el almuerzo de los niños: Donuts

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here