¿Es un niño con altas capacidades?

0
1013

Quizás en algún momento te hayas planteado si tu hijo pertenece a ese grupo de niños llamados «superdotados». Pero, ¿sabes qué quiere decir? El término “ superdotado” fue sustituido por el de “niño  con altas capacidades”(AACC) en el año 2006 por el Ministerio de Educación a petición de la plataforma PLADES.

El término «altas capacidades» no siginifica únicamente tener un alto coeficiente intelectual, sino que también incluye el talento, la dotación natural y la precocidad. Por ello es importante diferenciar muy bien estos términos:

– Los niños con talento, son personas con habilidades específicas en un campo específico. Por ejemplo, para las matemáticas, la música, la pintura, etc…
– Los niños precoces, son aquellos en los que el desarrollo evolutivo lleva un ritmo más rápido que el habitual. Por ejemplo, mantener una conversación con 18 meses con un vocabulario más amplio de lo normal, para un niño de esa edad.
– Los niños prodigio, son aquellos que realizan actividades a una edad muy temprana con la misma competencia que lo haría un adulto.

¿Cómo puedo saber si mi hijo posee altas capacidades?

Además de considerar el cociente intelectual del niño, que debe ser superior a 130, tmbién hay otros indicios que nos ayudan a reconocer a un niño de altas capacidades:

– Son niños que retienen mucha información, poseen una excelente memoria y una gran capacidad de atención prolongada, persistencia en la tarea y concentración.
– Tienen un manejo excelente del lenguaje y la comunicación, con un vocabulario inusualmente amplio, comprensión avanzada de los matices de las palabras y utilización de estructuras oracionales complejas.
– Tienen una gran capacidad de liderazgo.
– Son niños creativos, constantes y perseverantes
– Se preguntan muchas cosas, y se las cuestionan, van más allá de lo que se les comenta.
– Tienen intereses muy variados, y por encima de su edad. Aunque en ocasiones manifiestan extremo interés en una sola área, casi obsesiva.
– Poseen una inusual profundidad emocional, sentimientos y reacciones muy intensas. Son niños muy sensibles, con un gran sentido de la justicia.
– En gran parte son autodidactas, y suelen aprender a leer y escribir por sí solos en la etapa preescolar, tienen la capacidad de aprender las habilidades básicas más rápidamente que los demás niños de su misma edad. Al ser aprendices rápidos, son capaces de relacionar ideas con gran rapidez. Inclusive tienen la tendencia a relacionar las ideas o las cosas en formas que no son corrientes u obvias, que es lo que se conoce como pensamiento divergente.
– Son niños impacientes consigo mismos y con las incapacidades de los demás o su lentitud.
– Les gusta resolver problemas que involucren números y acertijos
– El pensamiento de estos niños se caracteriza por ser abstracto y complejo, lógico e intuitivo.

La detección temprana de un niño de altas capacidades es fundamental para evitar el temido fracaso escolar. Por ello ante la sospecha de que tu hijo pueda pertenecer a este grupo, lo mejor es hablar con su tutor y con el departamento de orientación del colegio que harán una valoración y evaluación del niño, y te ofrecerán un diagnóstico adecuado. También existe la posibilidad de acudir a gabinetes psicológicos especializados o a asociaciones de niños con altas capacidades que dan asesoramiento a las familias.

Una vez detectado, y se tiene el diagnóstico  de que es un niño con altas capacidades es fundamental la colaboración entre la familia y el colegio para que reciba el estímulo intelectual que necesita, y así evitar problemas de fracaso ansiedad, ansiedad, nerviosismo…

Es conveniente ofrecer al niño actividades alternativas, programas de apoyo y ampliación de contenidos para reforzar su motivación y deseo de aprender.

La atención a un niño con altas capacidades requiere de una formación más  especializada y unos métodos concretos que en ocasiones los profesores desconocen, y a veces es necesario tomar medidas como: adaptación curricular, anticipación del inicio de escolarización, reducción del tiempo de escolarización o aceleración, es decir adelantar uno o varios cursos al alumno.

Fuente imagen: amuaci.es

Artículo anterior «Big Hero 6», los superhéroes de Disney llegan por Navidad
Artículo siguiente Los buscadores de Internet más seguros para niños

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here