Excursión a El Castillo de Manzanares el Real

0
934

El Castillo de Manzanares el Real, conocido también como Castillo de los Mendoza, es un palacio-fortaleza medieval erguido en el municipio de Manzanares el Real, a orillas del embalse de Santillana y al pie de la Pedriza en la Sierra de Guadarrama.

El Castillo de los Mendoza, erigido sobre una ermita románico-mudéjar en honor a Santa María de la Nava es el Castillo mejor conservado de la Comunidad de Madrid. Su inicial construcción como fortaleza dejó paso a la de palacio residencial de una de las familias con más linaje de Castilla: Los Mendoza.

Esta joya mediaval fue ordenada construir por don Diego Hurtado de Mendoza, I Duque del Infantado, hacia 1475, en sustitución del castillo «viejo», más sencillo, situado al otro lado de la villa,y finalizada por su hijo, Don Iñigo López de Mendoza, participando Juan Guas de su construcción.

Es un bellísimo conjunto de grandes ventanales de arcos de mediopunto que van a dar a un patio rectangular y dos galerías sobre columnas octogonales. Consta de cuatro torres cuyos vertices están adornados con unas bolas al estilo isabelino.

Los recios muros del castillo esconden el cómodo palacio de una pequeña corte de los albores del Renacimiento, con amplios espacios de grandes salones y una iglesia de tres naves. Su galería gótica del primer piso está considerada como la más bella de la geografía nacional.

Una opción muy interesante para conocer la historia de esta fortificación y descubrir sus contenidos artísticos es realizar una Visita Teatralizada, Don Pedro de Zúñiga y Salcedo y Doña Isabel Asensio son los dos personajes del siglo XVII que reciben a los visitantes y les acompañarán durante el recorrido por las estancias más interesantes de la fortaleza.

Estas visitas teatralizadas tienen lugar los sábados y domingos a las 12:00 y a las 13:45. Y en verano, los meses de julio, agosto y septiembre, los viernes a las 21:00 y a las 22:00 y sábados a las 12:00 y 13:45.

Artículo anterior Los Picos de Europa con niños
Artículo siguiente Una escapada a Toledo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here