Cómo hacer «Fantasmas flotantes»

0
7620

Se acerca el día más terrorífico del año y al que cada vez más niños se apuntan para celebrar y festejar con amiguitos y familiares. Por eso vamos a enseñaros cómo hacer unos terroríficos «fantasmas flotantes».

Esta vez vamos a pasar un rato muy entretenido con los niños de la casa, pasando una tarde divertida de manualidades.

Nuestros «fantasmas flotantes» son muy fáciles de hacer y a la vez muy originales para decorar. Además los niños disfrutarán porque es una actividad en la que pueden colaborar cien por cien con los papis.
A los más pequeños les tendremos controlados para que no se lleven el pegamento a la boca que es muy usual en edades tempranas pero estoy segura de que se lo pasarán igual de bien pequeños y mayores.

Los materiales son muy fáciles de encontrar:

– Unas botellas de plástico vacías (de 1/2, 1 ó 2 litros para poder hacer diferentes tamaños)
– Cola blanca
– Gasa
– Fieltro negro para hacer los ojos y boca
– Cinta adhesiva
– Globo

Cómo hacer nuestros «Fantasmas Flotantes»

Lo primero que tenemos que hacer es inflar el globo y pegarlo con la cinta adhesiva a la boquilla de la botella correspondiente.
Luego tendremos que mezclar al 50% la cola de pegamento con agua y una vez la tengamos mezclada vendrá lo mas divertido, empapar la gasa con la mezcla de pegamento. En este punto es el que los niños se lo pasan pipa, ya que eso de mancharnos es súper divertido.

Con ayuda de un adulto deberán de colocar la gasa encima del globo para que quede con forma de fantasma flotante.

* Consejos:
1. Os recomendamos que pongáis un plástico debajo de la botella para que no se manche la mesa en la que trabajamos.

2. Si queréis que vuestro fantasma tenga brazos, solamente pinchar unos palillos largos de madera a los laterales de la botella antes de poner la gasa.

Dejaremos secar unas horas dependiendo del tamaño de nuestro fantasma flotante y por último tenemos que explotar el globo con cuidado y separar nuestro fantasma de la botella.

Ahora nos toca decorar nuestro fantasma flotante
Tenemos que recortar dos ojos y una boca con el fieltro de color negro y para darle un toque divertido, las niñas pueden hacer un lacito para convertirlo en chica fantasma.
Luego es bueno dejar fluir la imaginación de los más peques para que puedan decorarlo con arañas, calaveras o cruces, tumbas, etc… con un rotulador negro será una buena opción para personalizar cada uno su fantasma flotante.

fantasma15

Ahora solamente nos queda pasar una tarde con nuestros hijos y dedicarles ese tiempo que tanto valoran de sus papis!!

Artículo anterior Sellos de hojas de otoño
Artículo siguiente Pinzas decorativas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here