Fútbol, el deporte más popular entre los niños.

0
702

Seguidores de «Pequepolis», nuestro propósito este año es haceros llegar y daros a conocer los diferentes deportes que pueden practicar los niños ya sea un deporte individual o colectivo. Esta semana vamos a acercaros el deporte más popular para los niños, el Fútbol.

En todo el mundo, son millones de niños los que juegan al fútbol a diario. Hay muchos que juegan en el recreo del colegio, en la urbanización, en el parque, en un equipo de su barrio o ciudad. Pero también hay otros muchos que se apuntan a las escuelas de fútbol infantiles con la intención de jugar partidos contra equipos de otros colegios, adquirir técnicas y habilidades, o bien con el objetivo de convertirse en verdaderos astros del balón.

En las primeras etapas del crecimiento, los niños desarrollan una serie de condiciones ideales para entrenar la movilidad. A partir de los 5 años la mayoría de los niños ya están preparados para dar sus primeros pasos en el fútbol: se adaptan mejor a los movimientos y suelen tener una mejor coordinación.

Para muchos, el fútbol es un juego para disfrutar, pero ¡el fútbol es mucho más que eso!.Podemos describirlo como una herramienta educacional para los niños, ayudándoles a crecer en todos los aspectos.Les enseña a hacer amigos, a trabajar en equipo, potenciando la confianza, cooperación y compromiso.
Para conseguir estos objetivos, Jugador-Entrenador y Padres deben estar alineados con los deseos de los niños: Jugar para divertirse.

El fútbol es el deporte más popular del mundo.

Con una apropiada preparación y entrenamiento, este deporte puede aportar grandes beneficios a los niños:
– Incrementa la potencia muscular de las piernas
– Desarrolla agilidad, velocidad y resistencia
– Estimula la velocidad de reacción, la coordinación motora
– Incrementa los niveles de testosterona
– Oxigena la sangre
– Sociabiliza y enseña a trabajar en equipo

Como en todos los deportes, habrá riesgos de lesiones, sobre todo de tobillo, de rodilla, esguinces e incluso fracturas, pero nada es motivo para no jugar al fútbol, incluidos los niños con alguna discapacidad o trastorno físico. Además, algunos psicólogos afirman que el fútbol es una buena herramienta para alejar a los más jóvenes de las tentaciones de las drogas, la violencia, y el alcohol, creando un entorno social más saludable.

Artículo anterior Como iniciar a tu hijo en el esquí
Artículo siguiente 5 consejos para aprender a patinar sobre hielo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here