Helado casero con frutas naturales

0
753

Empieza el calor y todos necesitamos tomar algo fresquito para refrescarnos, ¿verdad?. Nuestros peques muchas veces se niegan a tomar fruta y tenemos que hacer mil y una cosa para convencerles.

Pues hoy os vamos a enseñar una forma muy original de tomar fruta y seguro que los niños repetirán…
Un rico helado casero de frutas naturales es una merienda muy rica y que a todos los peques les gustará. Además es muy fácil de preparar.

Como preparar nuestro Helado Casero con Frutas Naturales.

Ingredientes:

– 2 tazas kiwi (4 kiwis)
– 1 Mango
– 2 tazas fresas (aprox. 6-8 unid.)
– Zumo de naranja o agua.

Preparación:

1. Una vez pelada la fruta, mezclaremos cada una con un poco de zumo de naranja o agua para obtener una “pasta de fruta”. Esto lo haremos con cada una de ellas, es decir, con el Kiwi, el Mango y las Fresas.

2. Ahora en unos moldes para helados, iremos poniendo cada fruta en capas para que queden los helados tricolor y conseguiremos un helado de tres sabores y muy colorido, que es una de las cosas que más llama la atención a los niños.

3.En primer lugar rellenamos nuestro recipiente de helado con las fresas y congelaremos durante una hora. Después pondremos el mango triturado y congelaremos durante media hora. Y ahora es cuando introducimos el palito del helado.Y por último pondremos el kiwi y dejaremos en el congelador de 3 a 4 horas.

4. ¡Y listo para tomar!

Valor Nutricional de las Fresas, Kiwi y Mango:

Fresas: Las fresas es una fruta rica en vitaminas y minerales, por lo que es ideal para el crecimiento de los más pequeños. Contienen azúcares que son totalmente toleradas por los diabéticos, por lo tanto pueden incorporarla en su dieta. Son ricas en vitamina C, hierro, vitamina B6 y ácido fólico. Una fruta que nos ayuda refrescarnos en primavera y verano cuando el calor empieza a apretar.

Mango: Aporta toda la vitamina C que una persona necesita para el día, casi la mitad de sus requerimientos de vitaminas A y E, una cuarta parte de la fibra que demanda el estómago, además de contener minerales (como hierro y potasio). Un mango maduro contiene 82% agua y cumple funciones laxantes (facilita la evacuación) y diuréticas (motiva la acción de orinar), y su aporte calórico es muy bajo.

Kiwi: Una de las razones que han llevado al kiwi a lo más alto del podio nutricional es su riqueza en vitaminas C, E y A, y trazas del grupo B, en potasio, calcio, cobre, magnesio y fibra, considerándose la fruta más completa según hace poco tiempo se ha publicado en el Journal of the American College of Nutritión. Ejerce una labor reguladora del metabolismo de los hidratos de carbono y ayuda a la formación del tejido conjuntivo, reforzando las defensas del organismo. Así mismo el Kiwi, influye en el buen funcionamiento de los sistemas circulatorio y nervioso, en la formación de los huesos y los dientes.

A continuación os dejamos un video explicativo en el cual viene paso a paso cómo elaborar nuestro rico helado natural.

Y no nos olvidemos que creando un hábito en nuestros hijos de consumir frutas (así como de verduras) garantizará un equilibrio nutricional necesario para su sano desarrollo.

Artículo anterior Batidos saludables para los niños
Artículo siguiente Brochetas de frutas: un postre ideal para el verano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here