Junie B. Jones, lectura para niños de 6 a 8 años.

0
415

¡El gran salto de infantil a primaria!

Este salto conlleva cambios importantes en el desarrollo de los niños, es cuando realmente nos daremos cuenta de que ya no son «pequeños» y ahora pasan a ser mayores. Y es en esta etapa de los 6 años cuando debemos aprovechar para despertar el interés y la curiosidad por la lectura. Ahora que empiezan a leer, es fundamental que asocien la lectura a algo bueno, gratificante, positivo y los responsables de que todo esto suceda es simplemente nuestra, de los padres y educadores.
Debemos invitar a nuestros hijos a leer libros, siempre conociendo sus gustos y haciéndoles partícipes a la hora de elegirlos. Lo importante es que disfruten y esto les hará leer y leer más sintiéndose en el futuro mucho más eficientes y seguros.

La colección de libros de «Junie B. Jones» cuenta con un total de 26 títulos publicados por la Editorial Bruño. Está adaptada para niños de 6 a 8 años, y responde con sencillez a los por-qués de los niños, tratando temas como los miedos nocturnos (el temor a la existencia de un monstruo debajo de la cama) o los celos experimentados con la llegada de un nuevo hermano, entre otros.
Son libros adecuados para aumentar su vocabulario aunque en algunos momentos Junie B. confunde vocablos o hace una interpretación muy personal de ellos y esto les divierte muchísimo a los niños ya que utilizan un lenguaje en el que se sienten totalmente reflejados.

¿Y quién es Junie B. Jones?
Pues una niña de 7 años, muy divertida y con unas ideas un poco «traviesas». Los niños se sienten muy identificados con ella porque las historias que cuenta suceden casi todas en el colegio y porque su autora, Barbara Park ha sabido ponerse en la papel de los niños, utilizando un lenguaje muy claro y, sobre todo, actuando y expresándose como suelen hacerlo ellos.

Hay que reconocer que cuando empiezas a conocer el libro te choca el lenguaje utilizado y te llamarán la atención algunas de las trastadas que hace Junie B. que quizás pienses que no le conviene a nuestros hijos, pero en realidad lo que hace la autora es pensar como lo hace un niño de esta edad y eso es lo divertido del libro y lo que ha conseguido enganchar a millones de lectores y fans de Junie B. Jones.
Por ejemplo, de repente te encuentras un: «Este niño es súper tonto» y te deja a cuadros, pero supongo que es lo que piensa más de un niño en su día a día. También, por ejemplo podemos encontrar en varios libros como Junie B. dice: «¡Odio a Jim!». Pero luego resulta que termina haciéndose súper buena amiga de Jim. Y lo único que le pasaba a Junie B. es que no le conocía bien (una excelente lección ).

En fin, que si los libros han tenido tanto éxito es por algo y puedo deciros, que a nivel personal, yo no había visto a tantos niños enganchados a un libro y con tantas ganas de leer y leer un capítulo más.
¡Una forma diferente de divertirse!

Artículo anterior Feliz Día de Santo Tomás de Aquino
Artículo siguiente Actividades en familia en el Museo Arqueológico Nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here