La siesta en los niños…imprescindible

0
263

El correcto dormir de los niños es algo que no debe pasarse por alto en la rutina diaria. Al hablar de dormir no solemos pensar en las siestas, siendo éstas algo muy importante para el descanso de los más pequeños de la casa.

Según los especialistas, la siesta en los niños de hasta cinco años, es algo imprescindible. dado que durante la siesta los niños reponen energías, es importante que sea tenida en cuenta y que la cumplan en la medida de lo posible.

Los padres tenemos que ser conscientes que al igual que respirar, comer o beber, dormir es una necesidad fisiológica a la que hay que prestar especial atención para mantenerse sanos. Pero no hay una biblia que estipule los mismos ‘mandamientos’ para todos.

La siesta en los niños, depende principalmente del organismo de cada uno y también de la edad. «Los recién nacidos se despiertan cada tres horas para comer y a medida que van creciendo reducen las horas de sueño, de forma que primero desaparece la siesta de la mañana y después, entre los cuatro y cinco años, la de la tarde».

Sin duda, ellos son los que marcan el ritmo y si a un menor de cuatro años se le quita la siesta sin haberla rechazado, se le está reduciendo el número de horas de sueño que aún necesita.

Por todo esto, los expertos recomiendan no evitar la siesta de los niños, no dejar dormir a los pequeños cuando tienen sueño no es lo más recomendable. Muchos padres al ver que sus hijos les cuesta dormir por la noche, creen que la causa es haber dormido la siesta y por ello intentan eliminarla como parte de la rutina infantil y esto es un gran error.

Los expertos afirman que el hábito de la siesta es muy beneficioso, contribuye a que los niños estén más tranquilos, sean más sociables, no se irriten con facilidad, mejora la concentración y el aprendizaje, todo son beneficios.

Pero la siesta ofrece mucho más y es que durante el sueño, se segregan diferentes sustancias que forman parte del sistema defensivo de los niños frente a las enfermedades, por tanto no dejarles dormir la siesta reduce la fortaleza del sistema inmunológico.

Otros temas que también están relacionados es que la falta de sueño promueve otros problemas como los terrores nocturnos o el incremento de la adrenalina, los niños son más llorones, protestones y a pesar de lo que que algunos padres puedan pensar, no dormir la siesta promueve dormir mucho peor por la noche.

Así por tanto queda claro, que la siesta en los niños es imprescindible y el evitar el descanso de los más pequeños no es lo más aconsejable en ninguna de las circunstancias.

Artículo anterior La siesta en los niños…imprescindible
Artículo siguiente Comprar sin caprichos es posible

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here