Las paredes de tus hijos con algo más que colores

0
464

Termina el verano y empiezan los nuevos propósitos y seguro que uno de los que pasó por tu cabeza es darle un repaso a la habitación de los niños y cambiar el color o el estilo, pues bien, te vamos a dar algunas ideas para que puedas ponerte manos a la obra.

Uno de los factores más importantes es el color de la habitación, es cierto, seguro que alguna vez te has preguntado cómo influyen los colores en el comportamiento de tu hijo. La colorterapia no es algo nuevo y es algo que tienes que tener en cuenta a la hora de dar un cambio de look a la habitación de tus hijos.

Si sabes qué implica el uso de cada tono para decorar la habitación infantil, sabrás cuáles son los más recomendables para tu peque, según sea su personalidad.

La psicología ha desarrollado numerosos estudios alrededor del uso de colores (psicología del color) y cómo afectan a los niños y es fácil aplicar las teorías en la decoración de la habitación infantil.

El color blanco

Está claro que todo reconocemos a este color como el más neutro, puro y de los preferidos para usar de base. Simboliza la pureza, la armonía, la limpieza. Pero también se asocia con la infancia y la calma. Una habitación infantil decorada en tonos blancos y neutros muy suaves, de los que están más cerca del blanco, transmitirá paz. Por eso es ideal para decorar un dormitorio de bebé.

El color azul

Calma y tranquilidad. Las habitaciones infantiles decoradas en azul resultan refrescantes y ayudan a crear una sensación de sosiego. Los tonos oscuros de azul pueden provocar tristeza así que deberás usarlo para decorar, combinado con otros colores más animados y llenos de luz. Favorece la paciencia, la amabilidad y la serenidad.

El color verde

Se considera el color más relajante de la rueda cromática, el que más favorece el descanso a la vista. Transmite naturaleza, frescura y esperanza. En colorterapia el verde se usa para fortalecer el sistema inmunológico. Es uno de los colores más usado en entornos de aprendizaje porque promueve la calma y la concentración. Su efecto es sedante así que puedes probarlo si a tu hijo le cuesta relajarse y conciliar el sueño. ¿Rabietas y enfados en casa? Puede que sea el color para la habitación infantil.

El color amarillo

Es un color cálido y aunque tiene diferentes versiones (mostaza o limón, por ejemplo) se asocia a la felicidad y a la energía. Precisamente los tonos vibrantes estimulan, de ahí que para la habitación de los bebés haya que usarlo con cuidado, al igual que en zonas de descanso ya que no favorece la relajación. Si los usas, hazlo en las versiones vainilla o en pequeños accesorios y complementos deco pero no en superficies amplias.

Sin embargo, en habitaciones infantiles y juveniles es un tono apropiado para el área de trabajo y estudio porque según demuestran estudios realizados favorece la inteligencia y promueve la concentración y los pensamientos positivos.

El color rojo

Es el color que se asocia con el amor y la pasión pero también con la fuerza del fuego. Es muy intenso para la habitación de un bebé aunque en pequeños accesorios y combinado con blanco -que equilibra su peso- se puede usar en habitaciones infantiles. Eso sí, ten en cuenta que es otro de esos colores estimulantes y atraen mucho la atención. También es al mismo tiempo energizante. Es un color que acelera la respiración por lo que es útil cuando quieres poner en marcha y activar a tu pequeño. A los niños más tímidos les puede ayudar a “lanzarse”.

El color naranja

Es un color cálido como el rojo y el amarillo, muy cercanos en la rueda cromática, pero el naranja transmite confort y da como resultado habitaciones infantiles tranquilas. Es un color que favorece la conversación, la seguridad y la confianza. También estimula el movimiento.

El color rosa

Lo de ver la vida de color rosa tiene mucho sentido porque este color transmite felicidad y sensibilidad en las tonalidades suaves porque los rosas más intensos son enérgicos. Se asocia a la fantasía.

Pero después de hablar de colores , estarás pensando que ahora toca rodillo y pintura pero te vamos a dar nuevas ideas ya que otras opciones para dejar la habitación de tus hijos como nueva, original y sin pintura son unos vinilos ideales para pared que harán que tu habitación cambie por completo, no sólo con colores también con temáticas muy adecuadas para la edad de tus niños.

¿Qué te parecería una pared donde mezcles colores y un mapamundi de fondo, o las tablas de multiplicar o la canción preferida  de tu hijo en la pared?, todo puedes hacerlo con vinilos especiales que darán un giro a la decoración de las habitaciones.

Si te ha gustado la idea Mamá, no pienses que los vinilos son sólo para la habitación de los niños, también hay vinilos decorativos para azulejos de baño, cocina y todas las estancias de casa donde quieras dar un toque especial.

Ahora es el momento, prepara la imaginación y dale una vuelta a la decoración de tu casa con colores, ideas frescas y vinilos que transformaran una simple habitación en un lugar de fantasia para tus niños y original y diferente para tí.

Fuente Imagen: Espaciohogar.com, Tendenzias.com

Artículo anterior Pokemon: Detective Pikachu
Artículo siguiente Primeras salidas con tu bebé, qué tener en cuenta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here