Libro: Tranquilos y atentos como una rana

0
363

Cada dían grandes y pequeños nos vemos inmersos en un tobogán de sensaciones, de ir y venir con los niños, con prisas, ¡corre desayuna!, ¡corre vístete!, ¡lávate los dientes!, corriendo al cole, corriendo al trabajo, extraescolares para los niños. Hoy en día los niños suelen ser inquietos, dispersos y les cuesta concentrarse. Demasiados estímulos alrededor: la televisión, el móvil, el iPhone, el ipad, tabletas, videojuegos… A algunos les cuesta conciliar el sueño, otros están incluso estresados. ¿Cómo ayudar a los niños a calmarse y relajarse? ¿Cómo lograr que se concentren en lo que hacen? La meditación es una herramienta sencilla y eficaz. Este libro da respuesta a la preocupación principal de los padres de hoy: la falta de concentración de los niños.

«Tranquilos y atentos como una rana» (Editorial Kairós) ofrece historias y ejercicios simples y breves para niños de 5 a 12 años que podrán practicar a diario junto a sus padres. Incluye un CD con meditaciones guiadas.

La autora, Eline Snel, ha basado sus técnicas en el método de mindfulness desarrollado por Jon Kabat-Zinn. Los resultados han demostrado que los niños que practican estos ejercicios duermen mejor, están más concentrados y serenos y se sienten más seguros. «El mindfulness es la aptitud de la mente para prestar atención a lo que hay, aquí y ahora, estando totalmente conscientes de cada momento que vivimos. Representa la base de numerosos enfoques meditativos, en los que aprendemos a protegerlo, a desarrollarlo y a consolidarlo. Estudios científicos recientes han resaltado su eficacia, y cada vez es más utilizado en medicina y en psicoterapia», comenta Christophe André en el prefacio del libro.

Eline Snel es una terapeuta holandesa que ha desarrollado un método de meditación específico para los niños. Fundadora de la Academia Holandesa para la Enseñanza de la Atención Plena, imparte cursos de capacitación para maestros, psicólogos, padres y niños. Las ventajas del método que ha implementado son tales que el Ministerio de Educación de Holanda ha decidido ofrecer esta formación a todos los maestros que lo deseen.

«Los efectos son visibles: los niños se sienten más seguros, duermen mejor, son más amables. Los maestros, que también dicen sentirse mejor, constatan un ambiente más tranquilo en clase, más concentración y una mayor apertura.», dijo el periódico Le Monde.

Este libro explica cómo las ranas pueden dar enormes saltos y también pueden permanecer inmóviles largo rato; observan lo que sucede a su alrededor sin reaccionar inmediatamente, mientras su barriga se hincha y se deshincha al ritmo de su respiración. Si observamos nuestra respiración, podemos aprender a comportarnos como ellas, transformando nuestros hábitos y controlando nuestros impulsos, emociones y pensamientos.

¿Y como se convierte un niño en una rana? La propuesta de Eline Snel contiene numerosas ideas para practicar en casa, ejercicios regulares y meditaciones grabadas para ayudar a nuestros hijos a centrar la atención y conectarla con su estado de ánimo y emociones en situaciones cotidianas. Como todos los hábitos, solo con atención y constancia se consigue, poco a poco, ser conscientes de nuestra respiración y convertirla en nuestra aliada, lo que nos permitirá no seguir nuestros impulsos ni dejarnos arrastrar por nuestras emociones ni pensamientos.

Artículo anterior Disfruta con tus hijos del Día del Libro
Artículo siguiente El libro de los abrazos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here