¿Cómo prevenir el mal comportamiento en los niños?

0
1128

Es importante tratar de entender la razón detrás del comportamiento de un niño porque así podemos anticipar los motivos de por qué un niño se está comportando de cierta manera. Reforzar positivamente el buen comportamiento siempre que sea posible ayudará a prevenir el mal comportamiento en los niños. A veces, simplemente, lloran porque están cansados o hambrientos. No siempre se debe a un mal comportamiento.

¿Por qué se desencadena un mal comportamiento en los niños?

Puede darse por varias circunstancias:

1.Por una necesidad no cubierta:
– Necesidad de atención
– Celos
– Necesidad de tener más actividad
– Hambre, sueño
– Necesidad de reafirmarse
– Frustración
– Necesidad de apoyo afectivo

2.Por su temperamento: Niños inquietos, nerviosos, impulsivos, inseguros, que buscan protagonismo o atención, niños miedosos.

3. Asincronía en los ritmos: cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje y maduración.

4. Reforzadores del entorno: un mal manejo de los castigos y la carencia de refuerzos positivos para reafirmar las buenas conductas.

¿Cuáles son los errores que comenten los padres más frecuentemente en la educación de sus hijos?

– Quitarnos mutuamente la autoridad entre los padres
– Perder los nervios
– Sobreprotegerle y no ponerle límites pensando que son muy pequeños, que aún es pronto para que aprendan…
– Establecer guerras de poder entre padres e hijos, buscando lo que más le fastidie.
– Amenazarles con un castigo y no cumplirlo.
– No avisar los castigos previamente.
– Ser inconsistentes a la hora de aplicar las consecuencias negativas.
– Poner castigos desproporcionados.
– Quitarle algo que le gusta y que es bueno para él (extraescolares de deporte, leer…)

¿Cuál es el comportamiento más adecuado ante la desobediencia de los niños?

– Analizar las causas que han provocado ese comportamiento y actuar sobre ellas.
– No realizar comparaciones entre hermanos o niños: debemos saber que cada niño es distinto y actúan de forma diferente.
– No dar muchas órdenes a la vez y ajustadas a su edad. Las órdenes cuanto más sencillas mejor y siempre de una en una.
– Informar al niño de qué es lo que debe hacer de forma clara, del por qué debe hacerlo, de los beneficios de hacerlo, y de las consecuencias de no hacerlo.
– Mantener las mismas normas siempre en las mismas situaciones para no confundirle.
– Mantener siempre la calma. Cuando perdemos los nervios damos más atención a la conducta no deseada, perjudicando el manejo de la situación. Si estamos sometidos a situaciones de estrés o cansancio es preferible dejar al otro miembro de la pareja para que maneje la situación, o esperar a estar un poco más relajados.
– Reforzar positivamente su buen comportamiento, demostrándole lo orgullosos que estáis de él.
– Siempre educar con el ejemplo, si no no entenderá nada de lo que le expliquéis.
– Cuando le digamos que “no” puede hacer algo, darle otras alternativas de cosas que “sí” puede hacer.
– Acariciar o abrazar con cariño frecuentemente al niño. Los niños quieren y necesitan el afecto de sus padres. Eso les dará seguridad y confianza en sí mismos.
– Describa el comportamiento de su niño como malo pero nunca califique a su niño como que él es malo

Artículo anterior La Feria de los colegios
Artículo siguiente Consulta el calendario escolar 2015-2016

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here