Diseña tu propio huevo de Pascua…¿te animas?

0
1026

Todo apunta a que esta Semana Santa, no disfrutaremos todos los días de buen tiempo, así que toca pensar en planes alternativos para divertirse cuando no podamos disfrutar del sol al aire libre.

Las vacaciones de los niños son una oportunidad para realizar actividades en familia y en esta época de Semana Santa hay una manualidad muy divertida que consiste en la tradición de decorar los huevos de Pascua, así que os proponemos unas horas divertidas con tus hijos.

Lo primero que hay que hacer es preparar los huevos que se van a pintar, para ello tienes 2 opciones: hervirlo hasta que quede duro (decoración puntual) pero solo te durará 7 días como mucho o vaciar el interior (decoración permanente) y realizar un proceso más artesanal que te dure para siempre.

Decoración Puntual

Si has decidido esta opción realmente es la más sencilla, tan solo tienes que hervir el huevo durante 8-10 minutos hasta que queden duros, después déjalos enfriar y sécalos bien con papel de cocina.

A continuación tienes muchas opciones de decoración, puedes teñirlos con colorantes naturales o pintar el huevo de pascua con temperas de colores.

Para crear tu propio colorante natural te damos unas ideas, a la hora de hervirlos pon en el agua ingredientes naturales como espinacas (verde), remolacha (morado), azafrán (amarillo), café (marrón), arándanos (azul)…durante 10-15 minutos, te sorprenderás de lo bonito que te van a quedar los huevos y que sencillo es. Cuanto más tiempo lo dejes en el líquido más fuerte será el color que tendrá.

También tienes la opción de teñirlos con colorantes alimenticios artificiales, en este caso tendrás más opciones creativas, para ello introduce el huevo en una taza con 1 cucharada de colorante alimenticio y 2 cucharadas de vinagre.

Por si no sabes donde encontrar estos colorantes alimenticios, si eres de Madrid te recomendamos la droguería del centro Manuel Riesgo, es un sitio con mucha tradición, especializado en formulas y productos químicos para la alimentación.

Otra opción es ir a cualquier supermercado y comprar los colorantes de vahine que suelen estar en la sección de repostería.

Después de todo el preoceso, sécalo con papel de cocina y consérvalo en su recipiente de cartón para huevos. Perfecto para decorar los platos y la mesa durante la fiesta de Pascua.

Decoración Permanente

Esta opción requiere de un proceso previo de vaciado del huevo,  para ello, realiza con mucho cuidado dos agujeros en cada extremo del huevo con ayuda de un alfiler o varilla de pincho moruno y vuélcalo. Rompe la yema y sopla por un agujero o ayúdate de un palito para  extraer todo el contenido.

A continuación lava bien el huevo por dentro con agua  y sécalo con papel de cocina.

Ahora toca la parte de la decoración que es la más creativa y divertida, sujeta el huevo para pintarlo, introduce un palillo en el huevo vacío y clávalo en una superficie como un trozo de corcho para sujetar el huevo y poder pintarlo.

Las opciones son diversas, puedes teñir el huevo sumergiéndolo en un vaso de plástico lleno hasta la mitad con un poco de pintura del color que desees, vinagre y agua tibia. Si quieres que el efecto de color sea borroso añade un poco de aceite vegetal a la mezcla. Otra opción es pintar la base con una capa de pintura que puede pintarse con spray de colores o con pintura acrílica con ayuda de un pincel.

Crea diferentes dibujos. Con pincel y pintura acrílica o pegando con pegamento trozos de hilo, lentejuelas, cintas o fieltro podrás crear diferentes dibujos: flores, lunares, rayas…

Ya tienes un estupendo huevo de pascua para decorar tu casa, seguro que te ha salido genial, pero lo más importante es que habrás pasado unas horas de diversión en familia.

Artículo anterior Ideas Día del Padre: Taza pizarra
Artículo siguiente Bolsitas aromáticas para el Día de la Madre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here