Montar en bici un deporte completo para disfrutar con tu hijo

0
1134

Montar en bici es una de las actividades más saludables y, a la vez, más baratas. Es un ejercicio muy completo que se realiza al aire libre y muy gratificante para los niños a medida que van adquiriendo habilidad para manejar la bicicleta.

Existen varias opciones para que los niños que aún no saben montar en bicicleta, puedan disfrutar de este placer con sus padres manteniendo su seguridad. Los remolques y sillas porta-bebés son ideales para niños de 1 a 3 años, siempre que el adulto sea prudente y conduzca con precaución. Algunas cosas a tener en cuenta es que la maniobrabilidad de la bicicleta con la estructura del remolque no es la misma o que no se distribuye el peso igual durante los giros cuando llevamos una sillita porta-bebés.

Además, debemos tener en cuenta otras medidas de seguridad como que los niños usen igualmente casco y sistemas de sujeción a su medida o que la sillita tenga protectores laterales para evitar que los radios de la rueda trasera puedan pillarle las manos o los pies al niño.

Si el niño es más mayor, pero aún no tiene autonomía podemos optar por una bicicleta-remolque o un tándem. Ambas opciones permiten al niño pedalear, haciendo ejercicio con nosotros mientras aprenden hábitos de seguridad vial.

Las bicicletas con remolque, aunque son más caras, suelen venir con frenos en el manillar del niño para que este también practique a frenar, arrancar y maniobrar respaldados por nuestra ayuda.

Cuando los niños sean suficientemente mayores para tener su bicicleta, aunque estén aprendiendo con las ruedas tutor, debemos supervisarles hasta estar seguros de que pueden valerse por sí mismos y darles independencia sólo en lugares de riesgo controlado. Además, deberemos tener en cuenta:

– Que lleven siempre un casco de seguridad homologado y adecuado a su edad.

– Que lleven ropa cómoda y de colores llamativos. En verano, que la ropa sea fresca para evitar que se acalore demasiado.

– Que no lleven pantalones anchos ni accesorios, como bufandas, que puedan engancharse en los radios provocando ahogamientos o caídas.

– Que lleven calzado que se adhiera bien a los pedales y nunca pedalear en chanclas o descalzo.

La mayoría de los accidentes que afectan a ciclistas en edad infantil son provocados por el ciclista. Lo mejor que podemos hacer es educarles en buenos hábitos de seguridad vial y darles ejemplo con nuestro comportamiento. Así podremos disfrutar en familia de esta actividad sin sorpresas desagradables

Artículo anterior «Las Aventuras de Tadeo Jones» una película made in Spain
Artículo siguiente «Hotel Transilvania» el resort de Drácula llega en Halloween

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here