Muñeco de nieve con pompones de lana

0
97

Vamos a empezar a decorar la casa para Navidad realizando un tierno muñeco de nieve con pompones de lana. Es una manualidad fácil para los niños y les encantará utilizarlo para jugar o decorar la casa.

Necesitaremos los siguientes materiales:

  • Lana color blanco.
  • Un trozo de cartón (puede ser de una caja de cereales, de zapatos…).
  • Tijeras.
  • Pistola de pegamento caliente o silicona.
  • Hilo encerado.
  • Limpiapipas.
  • Cinta de tela del color que más te guste.
  • Piedrecitas pequeñas o botones pequeños.
  • Fieltro, alfileres con cabeza u ojos de vidrio.

Para empezar cortaremos dos tiras de cartón iguales. El ancho del cartón que utilicemos será el que indique el tamaño que tendrá nuestro pompón. En cada lado de los cartones realizaremos un pequeño corte y los juntamos. Después cortamos un trozo de lana doble con una longitud superior a la del cartón e introducimos cada extremo de la hebra por una de las ranuras que acabamos de realizar en los cartones, con el fin de tensarlo. Una vez hecho esto comenzamos a enrollar la lana alrededor de los dos cartones, cubriendo todo el espacio. Cuantas más capas de lana pongamos, más tupido quedará el pompón.

Una vez cubierto generosamente bien todo el cartón, sujeta bien con la mano izquierda toda la parte inferior del cartón, la parte donde se encuentra la lana. Con la otra mano y ayudados de las tijeras cortamos la lana de la parte superior, introduciendo bien la tijera entre los dos cartones, sujetando fuertemente con la mano izquierda mantendremos el pompón mientras anudamos con la hebra de lana más larga que habíamos dejado sujeta en los extremos y con ella hacemos un nudo fuerte y doble para que no se deshaga. Para terminar colocamos el pompón y cortamos las puntas para darle la forma más redondeada posible.

Los pompones pueden hacerse como os hemos contado, pero también con dos tubos de papel higiénico, con un tenedor e incluso con las manos. Cada uno como prefiera.

Una vez que sabemos cómo se hacen los pompones prepararemos nuestro muñeco de nieve con dos bolas, una de 5,5 cm de diámetro y otro de 7 cm de diámetro. Calcula que al cortarlos para darles la forma pueden perder entre 1 a 2 cm. Pegamos ambos pompones con la pistola de pegamento caliente y esperamos que seque bien. Después colocamos en la unión de ambos, con un nudo, la cinta de color a modo de bufanda. Para los ojos podemos utilizar dos pequeñas gemas, botones, lentejuelas…y las pegamos con unas gotitas de silicona líquida o bien utilizando alfileres con cabeza de colores (cortando la punta).

Ya tenemos nuestro muñeco de nieve listo para decorar nuestro nuestro hogar sobre una estantería, mesa o incluso colgados en el árbol de Navidad añadiendo un cordón o cinta sobre su cabeza que podemos cubrir con las orejeras.

Artículo anterior Felicitaciones de Navidad
Artículo siguiente Árboles de Navidad con lana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here