Lo que tienes que saber sobre las sillas de retención infantil

0
57

Sabemos que lo sabes y sabemos que lo niños son lo más importante para ti, pero todos los años nos gusta recordar la importancia de los sistemas de retención en el coche.

Para evitar accidentes innecesarios y malentendidos, es fundamental que los padres, abuelos y cualquier persona encargada de traer y llevar a nuestros hijos en automóviles estén informados de cómo colocar correctamente las sillas de coche para niños.

Su efectividad a la hora de prevenir lesiones mortales o graves se sitúa entre el 50 y el 80%. La normativa sobre sistemas de retención infantil es muy clara y la DGT realiza de forma constante campañas para concienciar sobre la importancia del uso de los dispositivos de retención homologados. Pero no es suficiente; aunque en la actualidad casi el 90% de los niños utilizan sistemas de retención infantil, la realidad es que cerca de la mitad de los niños fallecidos en España en automóviles o furgonetas viajan aún sin ningún tipo de protección, parece mentira, pero ocurre.

A la hora de elegir el mejor sistema de retención infantil, hay factores determinantes a tener en cuenta. El principal es que el peso es siempre más importante que la edad, ya que es el peso el que determina la resistencia que debe ofrecer el asiento infantil.

Adquiere siempre un sistema de retención infantil que esté debidamente homologado (R44/04 o R-129) y en un centro especializado donde te puedan informar y permitan probar la sillita en el coche.

Los sistemas de retención deberán ser utilizados siempre desde la salida del recién nacido del hospital

Los menores de edad, cuya estatura sea igual o inferior a 1,35m deben ocupar obligatoriamente los asientos traseros del coche en su debido sistema de retención infantil (SRI) adaptado a su talla y peso.

Nueva normativa de sillas de coche

Grupo 0: De 0 a 13 kg (hasta 18 meses aprox.)
Estas sillas se deben utilizar siempre en sentido contrario a la marcha. El sentido contrario a la marcha ofrece una mayor protección de cabeza, cuello y columna. Los niños se sujetan a la silla mediante un arnés de 5 puntos.Deberemos cambiar de silla cuando el niño supere los 13 kg o su cabeza sobresalga del respaldo.En el caso de los capazos deberán colocarse en los asientos posterior en posición transversal a la marcha y con la cabeza en la parte central del vehículo. si bien no son recomendables salvo excepciones. Los asientos delanteros se utilizarán en casos excepcionales.

Grupo 1: De 9 a 18 kg (de 1 a 4 años aprox.)
Esta silla debe instalarse antes de colocar al bebé, siguiendo de forma precisa las instrucciones de anclaje específicas de cada modelo. La silla se fija al asiento mediante el cinturón de seguridad o Isofix, comprueba que queda fijada firmemente. El niño queda sujeto mediante un arnés de 5 puntos que siempre debe ir bien ajustado al cuerpo. Si el niño saca un brazo o suelta algún agarre, el sistema de sujeción perderá toda su efectividad.

Grupo 2 y 3: De 15 a 36 kg (de 4 a 12 años aprox.)
Corresponde a los asientos y cojines elevadores, indicados para el momento en el que el niño es demasiado grande para una silla y demasiado pequeño para el cinturón de seguridad. Lo más recomendable es utilizar elevador con respaldo dado que ofrecen una mayor seguridad. Funcionan elevando al niño hasta alcanzar la altura necesaria para utilizar el cinturón del propio vehículo correctamente. La banda diagonal del cinturón ha de pasar por encima de la clavícula y sobre el hombro sin tocar el cuello y la banda horizontal, lo más abajo posible sobre caderas y muslos, y nunca sobre el estómago.

A partir de 1,35m (mayores de 12 años aprox.)
Excepcionalmente, los menores de 12 años de estatura igual o superior a 135 cm podrán utilizar directamente los cinturones de seguridad del propio vehículo. No obstante, hasta los 1,50m es recomendable que los menores sigan utilizando SRI homologados a su talla y peso. En todos los casos, la banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula, sobre el hombro y bien pegada al pecho, mientras que la banda horizontal ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera.Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentón, el niño debe seguir utilizando un asiento elevador.

¿Cuándo puede ocupar un niño el asiento delantero?
La nueva normativa de tráfico incluye dos excepciones, dentro de las cuales los niños que no alcancen dicha altura podrán viajar en el asiento delantero, si el vehículo es de dos plazas y si las plazas traseras estuvieran ya ocupadas por niños con las mismas condiciones físicas y, por lo tanto, fuera inviable colocar todas las sillas que requerimos en ese momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here