Novecento. El pianista del océano

0
765

Alessandro Baricco escribió Noveccento en 1994 y cuatro años más tarde Giuseppe Tornatore la llevó al cine con el nombre de La leyenda del pianista en el océano. Ahora tenemos la oportunidad de verla en el Teatro Español de Madrid de la mano de Raúl Fuertes, director de esta obra y protagonizada por Miguel Rellán.

Miguel Rellán quien interpreta al trompetista de jazz que va contando la historia de su mejor amigo, el pianista Novecento, nacido en uno de esos barcos que cruzaban de Europa a América a principios del siglo pasado. Novecento era un pianista de técnica increíble, capaz de extraer notas mágicas, insólitas, melodías asombrosas que cautivaban cada noche a los viajeros del barco en el que había nacido y del que decían que nunca se había bajado. Nunca había pisado tierra. El mejor pianista de todos los tiempos, y no existía para el mundo. Sin patria, ni familia, ni fecha de nacimiento. Nada. Es la historia de un artista inmenso, un creador de esa belleza inasible que es la música, un genio capaz de cualquier cosa, menos de lidiar con la vida, enfrentarse a la vida. Y no la vida como un concepto abstracto e intangible, sino la vida en su aterradora cotidianeidad. Porque la vida es aterradora, dura, terrible de encarar y sobre todo, de elegir… Hasta que un día decidió bajar.

Novecento es, ante todo, un viaje emocional en busca del sentido de la vida, con sus dudas y certezas, a través de la memoria y la música. Una emocionante historia sobre la amistad y la admiración en su estado más puro. Una fábula inolvidable, divertida y conmovedora, que indaga en los rincones del ser humano y su incesante persecución de los sueños.

En palabras de Raúl Fuertes, director de esta propuesta, más que un relato de amistad y complicidad, más que la emocionante aventura vital de un genio, es una lección de vida sin pretender serlo. Una invitación a vivir la vida como merece ser vivida».

Así que si aún no tienes plan para el fin de semana, ésta puede ser una buena opción.

Artículo anterior La mujer de negro en el Teatro Fernando Fernán Gómez
Artículo siguiente El Diario de Adán y Eva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here