Ghost el musical, nuestra opinión.

0
88


Ghost el musical

Sam y Molly o lo que es lo mismo Patrick Swayze y Demi Moore, un amor eterno que no conoce barreras, te he dado pistas clave para que sepas que hablamos de Ghost el musical, la mítica película de la década de los noventa que rompió las taquillas de todo el mundo y consiguió dos Oscars de la academia: mejor guión original y mejor actriz secundaria (Whoopi Goldberg).

Recuerdos imborrables de los noventa

Pues bien, si eres de los que vivió con intensidad esta película y te trae recuerdos imborrables, tienes la oportunidad de transportarte treinta años atrás y volver al apartamento de Sam y Molly en el 102 Prince St. y Greene St. en el Soho de Nueva York.

Envolverte en la ambición financiera del Wall Street de los años noventa, transportarte a lo más oscuro de Brooklyn o recordar ese Manhattan emblemático, pero sobre todo, tienes la ocasión de recordar una de las historias de amor más bonitas de todos los tiempos gracias a Ghost el musical.

Desde el mes de octubre Ghost el musical, está en Madrid en el Teatro EDP Gran Vía y tiene la intención de enamorar a varias generaciones.

Los mismos creadores de Dirty Dancing, la saga The Hole, La Familia Addams y El Jovencito Frankenstein son los culpables de hacernos disfrutar, soñar y respirar nuevamente el amor y romanticismo de Ghost, pero esta vez en directo, con todos los sentidos a flor de piel, una historia que marco a varias generaciones, al igual que otros clásicos de lo años noventa (Ghost, Pretty Woman, Algo para recordar, Cuatro bodas y un funeral, Titanic, etc).

Un éxito en los escenarios alrededor de 18 países

Tras su estreno en Broadway en 2012 Ghost el musical ha recorrido 18 países y 3 continentes hasta que por fin llega a nuestro país en 2019, y lo hace con un elenco formado por 17 artistas, donde destaca sin duda Cristina Llorente, como Molly, Roger Berruezo, como Sam, Christian Sánchez, que interpreta a Carl y Ela Ruiz que es nuestra Whoopi Goldberg en el papel de la médium Oda Mae Brown.

Ghost el musical o el poder del amor

Para los que no conozcan el argumento de este clásico de los noventa ¿de verdad alguien no conoce la película?, Ghost cuenta una historia atemporal basada en el poder del amor. Los protagonistas son la pareja formada por Sam y Molly.

Una noche, de vuelta a su hogar, Sam es asesinado en una oscura calle delante de Molly. Su espíritu se queda atrapado en este mundo, ya que es incapaz de abandonar a Molly. Con la ayuda de Oda Mae Brown, una experta en espiritismo, Sam intentará contactar con Molly para continuar protegiéndola.

La obra cuenta  con un despliegue escenográfico notable dentro de las limitaciones del Teatro EDP Gran Via, que recrea el piso de Sam y Molly, las calles de Nueva York y hasta el vagón de metro donde recordaréis que Sam conocerá a un fantasma clave en la historia que representa Oscar Albert brillantemente con una gran puesta en escena.

Una historia nada fácil de llevar a escena

La historia llevada al teatro no es fácil ya que no olvidemos que Sam es un fantasma y que ni Molly ni el resto de los mortales, pueden verle, ni oírle, y eso se traslada a las tablas del Teatro EDP Gran Vía donde realmente sientes esa barrera entre los dos mundos.

El musical salva con ingenio y efectos especiales sorprendentes escenas básicas de la película donde fantasmas toman posesión de cuerpos vivos, donde el alma abandona el cuerpo de los cadáveres, fantasmas atraviesan puertas y el tiempo pasa en cámara lenta en el vagón del tren.

Todo esto en cine es «fácil», pero amigo, en directo, en teatro y delante de 300 espectadores hay que tener muchos recursos técnicos para que te sorprenda y Ghost el musical, te sorprende sin duda.

Magia de verdad para Ghost el musical

El musical cuenta con 27 trucos de magia especialmente diseñados para este show, siendo el ilusionista Paolo Carta el responsable de los efectos especiales que recrea diferentes escenas de la película, como aquellas en las que el fantasma de Sam atraviesa paredes o la posesión del cuerpo, que es realmente sorprendente.

La parte musical fluye con naturalidad, teniendo como base el tema principal de la película el Unchained Melody de los Righteous Brothers, arreglado de diferentes maneras en varios momentos, pero hemos echado de menos una orquesta más completa al nivel de un musical de la Gran Vía madrileña, el resto es quedarse a medio camino.

He dejado para el final quizás lo mejor y es la pareja de actores Cristina Llorente y Roger Berrueco, con una química como aquella que tuvieron Patrick Swayze y Demi Moore en los noventa.  Gran trabajo de caracterización, gran trabajo de la producción, excelente hacer teatral de la pareja, pero hay algo más, y es una voz espectacular, la de Molly, la de Cristina Llorente que llena todo el escenario y hace subir el nivel del espectáculo a la categoría de notable.

El papel en el que todos ponen los ojos, el de Oda Mae Brown, lo representa Ela Ruíz, y no es comparable ni mucho menos a Whoopi Goldberg, pero ¿quién supera esa interpretación?, en cualquiera de los casos, un trabajo excelente.

Sin duda, un musical recomendable, muy bien adaptado y fiel a la película que enamoró a una generación que ahora echa de menos estas historias de amor, llenas de pasión y con alma.

 

Artículo anterior Faunia, el mejor plan con niños
Artículo siguiente Ghost el musical, nuestra opinión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here