Un día en el Parque Natural de Cabarceno

0
566

En alguna ocasión os hemos hablado del Parque Natural de Cabarceno, algo más que un zoológico situado a escasos 20 km de Santander, que cuenta con unas instalaciones naturales fuera de lo común donde los animales gozan de una “semilibertad” en plena naturaleza, sin necesidad de estar encerrados en habitáculos artificiales de reducidas dimensiones.

Pues bien en Pequepolis hemos querido visitar el Parque de Cabarceno para contaros las experiencia de primera mano y animaros a visitar este precioso lugar donde podréis disfrutar de los animales en un entorno único.

El Parque Natural de Cabárceno está situado en la Comunidad autónoma de Cantabria muy cerca de Santander, se puede acceder al parque por los pueblos de Obregón y el propio Cabárceno.

Dependiendo de nuestro lugar de procedencia podemos llegar al Parque de la Naturaleza de Cabárceno por diferentes vías, en nuestro caso y saliendo de Madrid hicimos el camino más rápido, desde la M-30 nos metimos en la A1 dirección Burgos y allí seguimos la BU-11 que nos lleva a la autovía N-623. Ya en Cantabria cogimos la N-634, para después tomar la carretera local CA-408 que termina en Cabarceno.

Os avisamos que es una carretera estrecha pero son solo 2 km hasta llegar a Cabárceno, una vez allí verás la iglesia (te darás de frente con ella) y a 10 metros está la taquilla de entrada.

Nosotros entramos por la entrada de Cabarceno (hay otra viniendo por Obregón) y aquí comienza nuestra aventura en El Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Después de pasar por taquilla, uno de los encargados del parque, te da la bienvenida, y te da un mapa y un CD explicativo de lo que vas a poderte encontrar dentro del parque.

Asimismo te explican un poco las normas a seguir dentro del parque para el visitante, no pasar de una cierta velocidad por dentro del parque, no acercarte a los animales más de a un determinado espacio de seguridad, no subirte a las vallas o no darles de comer…. ¿lógico no?.

Lo primero que sorprende cuando llegas a la zona es el entorno y paisaje de Cabárceno, fruto de la erosión kárstica y los elementos, es propio de otro planeta; es impresionante e indescriptible, hay que verlo.

Una vez dentro te das cuenta que la vida de los animales en el parque se desarrolla en el ambiente más natural posible para los animales que lo habitan. Salvo la alimentación que se les facilita, el resto de las actividades están marcadas por su casi total libertad e instinto.

Por lo que nos comentan en el parque, prácticamente todos ellos desencadenan peleas y luchas en época de celo por el control de las hembras y desde luego, salvo el instinto de supervivencia, el resto de sus sentidos son tan salvajes como en su hábitat natural.

Aunque creo que todos os lo imaginaréis, la visita al Parque de Cabárceno hay que realizarla en coche ya que tiene una gran extensión y hacerlo a pie sería un suicidio, suponiendo que te lo permitan, que no es el caso. Piensa que el interior del parque cuenta con una red de carreteras de más de 20km.

Todas las pistas que permiten el tránsito por el parque de Cabárceno están asfaltadas así que no te preocupes por el tipo de coche, cualquiera es bueno. Los más de 20 Km. de carreteras que surcan el parque nos conducen a los diferentes recintos a través de maravillosos desfiladeros, apacibles lagos y sugerentes figuras rocosas.

El hecho de que sea obligatorio hacer la ruta en coche no significa que no te puedas bajar del coche para ver de cerca el espectacular paisaje o los animales, es más, las subidas y bajadas del vehículo son constantes y es necesario andar buenos tramos para ver a los animales, muchas veces cuesta arriba y os aseguramos que hay muchos animales que ver.

Como hay multiples áreas, existen parkings habilitados para que el largo recorrido de este parque no se haga muy pesado y la verdad que se agradece.

Perderse en Cabárceno es fácil (aunque encontrarse otra vez es igual de fácil). Sigue siempre las flechas verdes. Es la manera más corta y rápida de verlo absolutamente todo, no obstante para verlo todo y no perderte o pasar dos veces por el mismo sitio lo mejor es seguir el mapa que te dan en la entrada y sobre todo sigue alguno de los recorridos recomendados o ya trazados que te permiten seguir un orden lógico sin perder demasiado tiempo.

El Parque de Cabarceno alberga un conjunto de algo mas de 50 especies, donde podrás ver fauna de diferentes continentes como por ejemplo: elefantes, tigres, osos, rinocerontes, hipopótamos, leones, linces, avestruces, jirafas y búfalos entre otros.

Además de la visita estándar, existen varias exhibiciones de animales, concretamente una de leones marinos más típica pero no por ello menos divertida sobre todo para los peques y otra de aves rapaces, totalmente recomendable, donde disfrutas de una impresionante demostración de vuelo de rapaces procedentes de América, Europa y África, y donde podrás observar las técnicas de vuelo de tan espectaculares aves.

En esta didáctica demostración, aprendes las principales estrategias de caza de las aves rapaces en un descenso en picado de más de 90 metros de desnivel, lo que hace de esta actividad una verdadera lección del comportamiento natural de las rapaces visto de cerca.

Centrándonos en la visita os diremos que existen dos zonas principales, la zona este y la oeste. Dentro de cada una de ellas es como un círculo del cual sin esta recomendación es difícil cambiar de un cuadrante a otro. Lo mejor es ver uno y después el otro. Para cambiar de una zona a otra, lo recomendable es pasar por la “avenida principal” por donde están los elefantes y las jirafas. Si tratas de pasar por otro lado puedes dar muchas vueltas y probablemente te veas obligado a hacer lo que indico.

En la zona oeste del parque te encontrarás el tanque de los Leones marinos, el reptilario con lagartos muy llamativos pero sobre todo lo que más llama la atención es la colección de las especies más venenosas de arañas y serpientes que te puedes encontrar en la tierra

Destaca en la zona oeste el recinto de los Gorilas, la zona de tigres y jaguares, ciervos, gamos, corzos, elefantes y los lobos, autóctonos de aquella zona. Destacamos una pradera con bisontes y caballos trotando a su aire, una estampa de lo más bonito, casi como ver un reportaje del National Geographic en directo.

En la zona Sur destaca la demostración de aves rapaces que os hemos comentado anteriormente y destacamos el área de los osos de gran extensión,´y con gran número de ellos, digamos que al ser un animal autóctono , han querido potenciar y mimar esta especie para que sean una familia de lo más numerosa y puedan así repoblar en un futuro los montes de la cordillera cantábrica, donde tan pocos quedan ya.

En la misma zona nos encontramos avestruces y jirafas, animales simpáticos y curiosos, sobre todo las jirafas que son muy sociables y encantan a los niños por sus dimensiones.

Es necesario que sepáis que si bien podrás ver a los animales en semilibertad y eso es de lo más bonito de la visita, tiene la desventaja para nosotros que en algunos casos los animales al estar en una extensión muy grande de terreno puede que no los veas de cerca o los veas en una pradera a lo lejos, esto no es un Zoo, con lo que quizás unos prismáticos no es mala idea para no perderte detalle.

Sin duda como conclusión, una experiencia totalmente recomendable en todos los aspectos, el Parque de la Naturaleza de Cabárceno es un lugar espectácular, donde puedes disfrutar de los animales en un paisaje único, que te permite disfrutar al aire libre y pasar el día en familia, recorriendo las diferentes áreas y disfrutando de más de 50 especies animales.

El parque cuenta con unas buenas instalaciones y dispone de numerosas zonas de recreo, merenderos, miradores, rutas botánicas, cafeterías, restaurantes y parque infantil, en definitiva todo lo necesario para pasar un día completo en familia.

Parque de la Naturaleza de Cabárceno from Pequepolis on Vimeo.

Artículo anterior Vimos “Disney On Ice-Pasaporte a la aventura”
Artículo siguiente “Un día en el Tour del Bernabeú”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here