Un día en Warner Beach, la verdadera playa de Madrid

0
2228

LQ-PWBeach--56

Aquí si hay playa !!!, vaya vaya si hay playa, Warner Beach es un gran descubrimiento para estos meses calurosos que nos vienen y que demuestra que no hay imposibles en la capital.

Nuestros amigos de Parque Warner se propusieron ampliar y completar la oferta con una idea espectacular, un parque acuático dentro dentro de Parquer Warner, esta idea, dio sus frutos el 17 de junio del pasado año y en esta segunda temporada se consagra como una de las mejores alternativas de ocio para el verano en Madrid.

Warner Beach es un parque acuático muy especial ya que está tematizado con nuestro queridos personajes Warner, donde podrás ver a Piolin y sus amigos, Los Picapiedra, Scooby Doo, etc, y todo ello con el más auténtico ambiente playero. El recinto cuenta con 30.000 metros cuadrados y un aforo para 4000 personas, cuenta con dos enormes piscinas de olas, una para adultos y otra para niños; un río lento, y dos parques de juego acuáticos donde los niños podrán jugar y chapotear con la familia Looney Tunes.

Además, Warner Beach dispone de un solárium con arena de playa en el que te puedes broncear y relajarte durante tu visita a Parque Warner, y una zona VIP, la cual te transportará a los muelles playeros más chic de las costas californianas.

Queremos destacar la seguridad, de Diez, existen numerosos socorristas en cada una de la áreas, controlando en todo momento que se cumplan las normas de seguridad y siempre atentos ante cualquier percance, esto no significa que debamos relajarnos con la seguridad de nuestros hijos pero si que tranquiliza percibir esa sensación de «todo controlado».

Las atracciones están delimitadas por alturas pero esto no significa que los más pequeños por ejemplo no tengan su hueco, al contrario, está todo pensando en Warner Beach, ya que los peques cuentan con una playa con olas especial para ellos y un área de juegos acuáticos adaptados por alturas para que disfruten tus hijos tengan la edad que tengan.

En nuestra visita pudimos disfrutar de todas las zonas, empezamos por algo movidito, la zona del parque acuático, que cuenta con múltiples toboganes de tubo, cascadas y chorros de agua, que te hacen pasar un momento muy divertido y todo ello en dos áreas, una más tranquila y otra más atrevida para el disfrute de toda la familia.

Después de tanta actividad decidimos descansar y nos fuimos a la zona playera donde inauguramos nuestra primera sesión de playa de la temporada 2015 con auténtica arena, hamacas, sombrilla y que quieres que te diga, nos sentimos por un momento con esa sensación de relax que te transmite un día de playa auténtico, pero de repente… BOOOOM!!! bocinazo de aviso, y olas en Malibú !!!, así que todos al agua y a disfrutar de la sesión de olas que cada 30 minutos convierten la tranquila playa en una zona de diversión donde según te adentras en el mar, tienes que saltar cada vez más para que no te alcancen las olas.

Al igual que una de las playas es más movida y está destinada a los niños más mayores, hay otra más pequeña que es una autentica delicia para niños menores de 3 años donde los peques se lo pasan en grande y tu puedes estar en la orilla con ellos y disfrutar también de una pequeña sesión de olas. La realidad es que entre una playa y otra es donde estuvimos casi la mitad de nuestra visita ya que alternamos perfectamente relax con actividad, y para cumplir con un auténtico día de playa, no podía faltar nuestro helado tumbados en la arena, y es que en Warner Beach tienes todo lo que puedas necesitar.

Esto me recuerda que no hemos comentado que alrededor de todas las atracciones cuentas con una tienda y dos restaurantes, uno de ellos self service, dedicado a Los Picapiedra, el Gran Kahuna BBQ, de estilo hawaiano y El Embarcadero con Scooby Doo, una autentica cabaña playera con el habitual fast food. Mencionar por supuesto que en el recinto cuenta con todos los servicios necesarios como aseos, cambiadores para bebés, vestuarios, duchas, tumbonas, consignas, etc y por si se te olvidó el bañador, la crema o la toalla dentro tienes una tienda donde podrás encontrar todo lo necesario.

Por último en nuestra visita no quisimos dejar de probar el Río Loco, situado en el centro del parque con más de 400 metros de longitud y 3 metros de anchura donde subidos en unas flotadores gigantes haces el recorrido tranquilamente hasta que llega la bajada del río y tienes que agarrarte bien si no quieres caerte… divertidisimo.

Sin duda, enhorabuena a Parque Warner, una opción muy recomendable para este verano, que por ahora viene sólo de la mano y como complemento de la entrada principal al parque, es decir que tienes que sacar tu entrada general de Parque Warner y añadirle el plus de Warner Beach. La realidad es que si sólo vienes un día es una opción interesante pero que difícilmente te dará tiempo a aprovechar por lo que pagarías por el acceso completo (parque warner y warner beach) pero realmente te faltarían horas para disfrutar de todo lo que se te ofrece, así que si quieres vivir la experiencia completa, si puedes, no lo dudes, planifica una visita de 2 días y pásatelo en grande!!!.

Artículo anterior Un día de primavera en Parque Warner Madrid
Artículo siguiente Visita Zoo Aquarium de Madrid

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here