Piruletas de Olaf para regalar en cumpleaños a los invitados

0
512

Estas Piruletas de Olaf que os voy a enseñar a preparar os las quitarán de las manos y es que tienen mucho éxito entre nuestros peques. La película de Frozen ha marcado una moda y como toda moda tenemos que sacar partido de ella, así que vamos a crear las piruletas de Olaf más increíbles…. Y con una presentación especial para que los peques puedan llevarlas como detalle a su clase el día de su cumpleaños e invitar a todos sus amiguitos de clase y profesores.

¿Porqué no hacer un regalito original para este día tan especial de nuestros hijos. Ellos irán muy contentos con su cajita llena de piruletas y encima con uno de los personajes que más les divierte por lo entrañable que es, nuestro amigo Olaf.

Lo primero que necesitamos para diseñar nuestra piruleta de Olaf es:

– Galletas Oreo bañadas en chocolate blanco (esto nos permite saltarnos un paso que sería bañar galletas de oreo en chocolate blanco).
– Pasta de azúcar glass color negro. Esto podéis encontrarlo en tiendas especializadas en postres o la típica tienda que ahora están muy de moda en la que venden moldes, colorantes, adornos comestibles y una infinidad de cositas que nos ayudarán en la decoración.

Si no queréis complicaros o no tenéis una tienda cerca en la que vendan la pasta glass, podéis derretir un poco de chocolate con leche que nos hará el mismo apaño ya que lo utilizaremos para hacer los ojos y la boca de nuestra piruleta de Olaf.

– Fondant naranja, aunque si no tenéis naranja, os doy un truco: Con fondant blanco y colorante rojo y amarillo conseguiremos que nuestro fondant cambie de color y nos sirva para diseñar la nariz de Olaf.
Para conseguir el color naranja, primero mezclaremos unas gotas de colorante alimenticio rojo con el doble de amarillo y así se convertirá en naranja.
– Palitos para piruleta, ya sean de plástico o madera
– Bolsitas de plástico individuales
– Lazo color blanco y morado para cerrar nuestra piruleta
– Etiquetas de Frozen que podéis descargar gratuitamente en internet a vuestro gusto porque hay infinidad de modelos.

Y para decorar la caja en la que colocaremos nuestras piruletas de Olaf necesitamos:

– Caja de cartón o similar
– Molde de poliespan grueso rectangular o a vuestro gusto ya que esto solamente es una idea, luego claro, cada uno dará su toque especial para personalizar los regalitos
– Pliego de papel de seda para forrar el poliespan
– Papel transparente para envolver
– Lazo azul

Y todo esto quedará así amigos…

IMG_4183

Y para hacer la piruleta de Olaf, nada más fácil que poner el palito con mucho cuidado en la galleta de chocolate blanco (yo me ayudo antes con un palillo para que no se rompan las galletas), darle forma a los ojos y la boca y finalmente trabajamos la masa de fondant naranja, extendemos en la mesa y vamos recortando triángulos para pegar en la galleta directamente.
Para manejar mejor la pasta de fondant, os aconsejo que pongáis en la mesa un poquito de azúcar glass que ayudará a que la masa sea más manejable.

Y ahora solamente me queda esperar que nos mandéis vuestras obras maestras que estoy segura que triunfarán en el cole o en casa con sus amiguitos.

Artículo anterior Fiesta de cumpleaños de «La Patrulla Canina»
Artículo siguiente Juegos de agua para niños

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here