Práctica slackline con tus hijos en el campo

0
308

El Slackline consiste en hacer equilibrio sobre una cinta que está fijada en dos puntos, normalmente árboles. La diferencia con el funambulismo tradicional es que, en vez de un cable tenso, en el Slackline se utiliza una banda o cinta ligeramente elástica lo que permite que se puedan hacer saltos y otros movimientos.

Pues si tenéis niños, ya mayores de 6 años, a los que les guste el mundo del circo y hacer equilibrios este es una de los planes que se está poniendo de moda.

El Slackline es una práctica ideal para niños, ya que a la vez que se divierten están disfrutando de muchos beneficios como desarrollo de la motricidad, enfoque, reflejos, etc.

Por otro lado el cuerpo tiene que encontrar el equilibrio a cada paso mediante el enfoque y la concentración. A nivel físico también ayuda a desarrollar la parte inferior del cuerpo fortaleciendo los músculos de los pies, los tobillos y las rodillas. Y si además queremos darle un enfoque más holístico, el cuerpo es una máquina perfecta si sabemos manejar sus engranajes.

Sin duda, la satisfacción de conseguir un paso tras otro, les enseñará a superar los obstáculos, tanto físicos como intelectuales, que tendrá en su vida. ¿Y lo mejor?, lo podemos practicar en plena naturaleza, allá donde tengamos dos postes, dos arboles…

Artículo anterior El Refugio del burrito,
Artículo siguiente Vámonos a recoger setas ¿quien se apunta?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here