Los primeros juegos de tu bebé

0
743

Desde el primer día  nos dirigimos a nuestro bebé con un tono de voz y una musicalidad que invita a un juego basado en las miradas y en las caricias. Él también disfruta emitiendo sonidos, metiéndose el puño en la boca, cogiéndose los pies, emitiendo gorgoteos, gritando. A través del juego conoce su cuerpo y ejercita la vista, el tacto, el oído…

Pero aunque el juego sea algo innato, tu bebé  necesita contar contigo para que le animes y des significado a sus descubrimientos y que reacciones ante sus logros, porque lo más importante del juego en estas edades es la relación y el vínculo que a través de estos afectuosos momentos podemos generar.

Los bebés aprenden más mediante la interacción que de la observación, por eso te proponemos unas sencillas actividades que puedes realizar con tu bebé y que los dos lo pasaréis genial:

De 0 a 3 meses:

1. ¿Quién te quiere más? 

Cógelo en brazos y mécelo al tiempo que le dices palabras bonitas y dulces con tono vivo y alegre y mirándolo a los ojos: » Mamá te quiere mucho», «Ay, que bonito es mi niño». Este es el primer juego que puedes practicar con tu bebé, reforzando vuestros lazos de amor.

2. Soplaré y soplaré

A la mayoría de los bebés les encanta que les soplen en los pies, los codos, las mejillas … Este juegos primario le sirve para identificar las partes de su cuerpo.

3. ¡Cántale!

Cántale canciones, nanas o melodías. Le divierte y le hace sentirse seguro y protegido.

4. Coge mi dedo

Si le ofreces el dedo índice de tu mano, él lo cogerá. Este juego está encaminado a su coordinación oculo-manual pero también a fortalecer sus manos y dedos.

5. Haciendo payasadas

Hazle muecas, háblale abriendo y cerrando la boca exageradamente, saca la lengua, bosteza, tose, parpadea. A partir del mes ya verá cosas a mayor distancia.

 

De 3 a 6 meses

1. Palmas, palmitas

Coge sus manitas y hazlas batir mientras cantas el clásico «Palmas, palmitas! . No sólo se lo pasará bien, sino que además empezará a reconocer que esas manos que hasta ahora veía pasar por delante de su cara son suyas.

2. Mira qué bonito

Coge juguetes y objetos de colores vivos y muévelos por delante de su carita. No olvides seguir cantando y hablando mientras lo haces para captar su atención.

3. Toca, toca

Las experiencias táctiles son fantásticas para que entre en contacto con su entorno. Dale cosas para tocar( frutas, superficies suaves, ásperas, rugosas…). Con tus dedos ve tocando cada parte de su cuerpo mientras dices: » Toco tu nariz, toco tu manita, toco tu pie…» . Y después lo mismo, pero al revés, cogiendo su dedo para que él te toque a ti. Frotar vuestras narices también le divertirá.

4. Sube y baja

Túmbate boca arriba, colócalo sobre tus piernas y, mirándole a los ojos, sube y baja las piernas con movimientos suaves mientras dices: «Arriba….Aaaaabajo»

5. Canciones

Repetir sus balbuceos ya es un juego que le arrancará más de una sonrisa. También puedes grabarlos y hacer que los escuche después. Cántale muchas canciones ¡le encantará!

Artículo anterior ¿De qué color tendrá los ojos mi bebé?
Artículo siguiente Regalos Navideños para la futura mamá

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here