¿Qué es la bronquilitis?

0
157

La bronquiolitis es una infección pulmonar muy común en bebés. Suele afectar principalmente a los niños menores de 2 años y sobre todo a los menores de 6 meses. Cursa con inflamación y congestión en los bronquiolos, las vías respiratorias pequeñas del pulmón.

La bronquiolitis se desarrolla cuando un virus infecta los bronquiolos produciendo una inflamación en los mismos. Esa mucosidad se acumula en estas vías respiratorias, lo que produce una dificultad del flujo libre del aire desde y hacia los pulmones.

La mayoría de los casos de bronquiolitis son causados por un virus respiratorio sincicial (VRS), aunque también puede ser causada por otros virus, como los que causan la gripe o el resfrío frecuente. Los lactantes pueden ser reinfectados con VSR porque existen al menos dos cepas.

Los virus que producen la bronquiolitis se propagan con mucha facilidad. Se pueden contraer a través de las gotitas en el aire al toser, estornudar o hablar. También se puede contraer al tocar objetos compartidos, como toallas o juguetes, y luego tocarse los ojos, la nariz o la boca.

Comienza con síntomas muy similares a los de un resfriado común: nariz congestionada, moqueo, tos, fiebre baja… pero luego se va desarrollando con tos más fuerte, silbido al respirar y, a veces, dificultad para respirar. En ocasiones puede también provocar una otitis media, una infección del oído.

Los síntomas de la bronquiolitis pueden durar varios días hasta semanas, incluso un mes. La mayoría de los niños se curan con cuidados en casa, solo un porcentaje muy pequeño necesita hospitalización. Casi siempre, la causa de la bronquiolitis es un virus, por lo que no requiere de antibióticos.

Factores asociados a un mayor riesgo de bronquiolitis:

– Los niños prematuros
– Los bebés menores de tres meses tienen mayor riesgo de contraer bronquiolitis ya que sus pulmones y el sistema inmunitario no se han desarrollado por completo.
– Una afección cardíaca o pulmonar no diagnosticada
– Tener el sistema inmunitario debilitado
– Vivir en ambientes con exposición al humo de tabaco
– No haber recibido lactancia materna; los bebés que reciben lactancia materna obtienen beneficios inmunitarios de la madre
– Contacto con muchos niños, como en en las escuelas infantiles.

Signos para buscar atención médica inmediata:

– Silbidos o pitos al respirar
-Vómitos

– Respiración muy rápida, más de 60 inhalaciones por minuto (taquipnea)

– Respiración fatigosa: las costillas parecen succionarse hacia el interior cuando el niño inhala

– Pereza, letargo o agotamiento intenso en el niño

– El niño no bebe cantidad suficiente de líquidos, o la respiración es muy rápida al comer o beber

– La piel se torna azul, especialmente los labios y las uñas (cianosis)

Artículo anterior ¿Qué es la hemiparesia infantil?
Artículo siguiente ¿Qué es la bronquilitis?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here