Mamá, Papá, ¿quiénes son los Reyes Magos?

0
449

La Navidad se vive de una manera muy especial cuando hay niños. Solamente ver sus caras de emoción, alegría y sorpresa merece la pena haber estado esperando largas colas, haber recorrido miles de tiendas para encontrar todo lo que nuestros niños desean y esperan impacientes.

¿Recordáis el día en que alguien os develó el secreto, o sorprendisteis a vuestros padres intentando esconder los regalos o colocándolos con muchísimo cuidado cerca del árbol de Navidad para no despertarnos?. Los niños tienen un tiempo límite para fantasear, luego el realismo se impone a la ficción, por eso los padres intentan estirar al máximo estos años siendo conscientes de que en algún momento aparecerá la temida pregunta… «¿Mamá, papá, ¿quiénes son Reyes Magos?

Los más precoces suelen dejar de creer a los 7 años, pero en cambio otros creen hasta los 10 incluso 11 años que existen los Reyes Magos. Si vuestro hijo es de esos que preguntan, ¡estáis de enhorabuena! Aprovechad la oportunidad para charlar un rato con él, y os aconsejamos que antes de precipitaros a responder intentéis averiguar qué es lo que ya sabe preguntándole “¿tú qué crees?”, y tanto si os dice que sí o que no, seguid con un: “¿Y por qué?”. Puede que vuestro hijo aún no esté preparado para descubrir la realidad por lo que estaríais cometiendo un error si, apelando a la honestidad, les contárais toda la verdad, pero por el contrario, si él ya tiene una edad suficiente y en su clase todos sus compañeros no paran de repetirle lo mismo quizás necesite que sus padres se lo confirmen por mucha pena que os dé.

La respuesta de los niños al conocer el secreto de si existen los Reyes Magos puede ser muy diferente, algunos reaccionan con enfado, otros con tristeza, alegría o incluso admiración. No temáis el momento, para ellos puede ser una pregunta más a la que no dan importancia y podemos ayudarles a entenderlo mejor contándoles una bonita historia como esta:
Cariño, Los Reyes Magos existen, pero como ellos no pueden llegar a todas las casas, buscan pajes que les ayuden en su misión de llevar regalos a todos los hogares, así cada niño tiene dos pajes, su papá y su mamá que colaboran en la misión de hacer felices a todos los niños del mundo. Podéis adornarla y adaptarla como queráis…

Si vuestros hijos acuden a vosotros es porque sienten confianza, así que ¡no les falléis y seguir creyendo en la magia!

 

Artículo anterior La importancia de un apego seguro para ser un niño feliz
Artículo siguiente ¿Tiene mi hijo problemas psicológicos?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here