Recetas caseras para el almuerzo de los niños: Donuts

1
431

Ya hemos visto como la comida más importante del día es el desayuno. Este debe presentar alimentos variados y ricos en vitaminas, ya que de este aporte de energía va a depender, y mucho, su rendimiento en la escuela, tanto físico como mental. Pero una vez han salido bien alimentados de casa, tenemos que poner en su mochila un tentempié para mitad de mañana. Cuando salen al recreo necesitan dar un nuevo bocado de energía para aguantar hasta la hora de la comida.

Sin duda el mejor tentempié que podemos ofrecerle para el almuerzo es una fruta, pero no vamos a negar que todos los días lo mismo a los niños les cansa. Así que podemos ir combinándolas de modo que no les parezca que repetimos. Además, de vez en cuando ofrecerle algo más dulce y apetitoso, tampoco está tan mal.

Hoy os vamos a ofrecer una receta casera para que fabriquéis vuestros Donuts en casa. Son muy sencillos de realizar, con ingredientes habituales que tenemos en casa y que gracias a que todo lo que utilizamos es natural, vamos a asegurarnos de ofrecerle un bocado sin productos químicos ni malsanos.

Los ingredientes necesarios para obtener unas 10 unidades son: 225 gramos de harina de fuerza, una pizca de sal, 15 gramos de levadura de panadería, 150 mililitros de leche entera tibia, una cucharada sopera de mantequilla, una cucharada sopera de azúcar y aceite de girasol para freír.
Para el glaseado: Una cucharada de mantequilla, 3 cucharadas de azúcar glasé y cucharada y media de agua.

Lo primero que vamos a hacer es añadir la levadura a la leche templada y amasar. Dejamos reposar 15 minutos. Mientras tanto, en un bol grande ponemos la harina, el azúcar, la sal y la mantequilla y amasamos muy bien. Hacemos un hueco en el medio, a modo de volcán, y echamos la leche. Vamos amasando poco a poco hasta que la masa se despegue de nuestras manos. La dejamos reposar sobre 1 hora, hasta que haya doblado su volumen.

Pasado este tiempo volvemos a mover la masa y, ayudados con un rodillo, la extendemos en una superficie hasta dejarla, más o menos, de un centímetro de grosor. Con la ayuda de dos tapaderas o tapones, uno más grande que otro, cortaremos círculos para crear la forma del Donut. En una bandeja, iremos colocando los Donuts y volvemos a dejar reposar 20 minutos más, hasta que vuelvan a aumentar de tamaño.

Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite y freímos por ambos lados hasta que estén dorados. Los sacamos a un papel absorbente para que suelten el aceite restante. Y ahora solo nos queda hacer el glaseado. En un bol colocamos la mantequilla derretida, 1 cucharada de azúcar y el agua y vamos moviendo hasta que quede todo bien mezclado. El azúcar lo iremos añadiendo todo pero poco a poco para que se mezcle mejor. Luego, ayudados con un pince, le daremos una capa generosa de glaseado a los Donuts todavía calientes. Y una vez fríos, listos para deleitarse con ellos.

Fuente | El Rincón de Marimel
Pequepolis | Torrijas de Semana Santa

Artículo anterior Ensaladas para refrescar el verano
Artículo siguiente Recetas caseras para el almuerzo de los niños: Bollicao

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here