La crema de avellanas ya no es cosa de dos

0
665

Una empresa familiar con una tradición centenaria, Ángel Camacho, consagrada en sectores como el de la aceituna de mesa, los encurtidos y el aceite de oliva, ya nos tenía muy contentos con las mermeladas y desde finales del año pasado experimenta con el lanzamiento de una crema de avellanas al cacao bajo el paraguas de su tradicional marca de mermeladas artesanales La Vieja Fábrica.

La apuesta es muy innovadora, tanto a nivel interno de la compañía como en el sector, pues supone entrar en una nueva categoría de productos donde además hay dos fuertes competidores.

La empresa sometió el producto a test ciegos de consumidores y comprobó el alto grado de aceptación. El resultado una crema de avellanas y cacao que planta cara a los gigantes del sector —Nocilla y Nutella— aportando nuevos sabores y una textura que facilita el untado.

Así que nuestros peques tiene una alternativa más a la hora de la merienda y es que ha salido un nuevo competidor que cuenta con un producto de mucha calidad y con un secreto…un mayor porcentaje de avellanas que hará las delicias de los más golosos.

La nueva crema de avellanas La Vieja Fábrica nace en tres variedades, que se presentan en un frasco oval de 350 gramos: «Original» (de avellanas al cacao), «Duo Leche» (doble crema de avellanas con cacao y leche) y «Duo Galleta», la más novedosa, ya que tiene un sabor a galleta inédito hasta ahora en los lineales de la distribución.

Las cremas de avellanas La Vieja Fábrica se elaboran con avellanas de la mejor calidad, utilizando cacao con certificado UTZ (www.utzcertified.org) y aceite de palma con certificado RSPO (www.rspo.org) que acreditan la seguridad de una producción agrícola sostenible. Además no se utilizan materias primas genéticamente modificadas y las cremas no contienen grasas hidrogenadas ni colorantes o conservantes.

    Artículo anterior La crema de avellanas ya no es cosa de dos
    Artículo siguiente La crema de avellanas ya no es cosa de dos