Reto creativo para niños: colorear el osito Bimbo

0
191

Reto creativo para niños: colorear el osito Bimbo

Al inicio del verano, es posible elaborar una lluvia de ideas con actividades de ocio sencillas para compartir en familia. Este es un buen momento para cultivar la creatividad al compás de actividades atemporales. Pintar, colorear y dibujar son formas de expresión que pueden convertirse en un reto infantil como consecuencia de diferentes iniciativas.

Bimbo propone una iniciativa: despertar la imaginación de los peques coloreando al mítico Osito.

En este espacio corporativo encontrarás fichas para colorear a este protagonista en distintas escenas. El proceso para iniciar este ejercicio creativo es sencillo. Selecciona una ficha y descarga el contenido y sorprende al niño con esta propuesta de ocio. Además, si deseas compartir las creaciones que tu hijo realice a lo largo del verano, puedes publicarlas en Facebook o Instagram.

Con algunas de las obras compartidas, este reto suma un tablón creativo con obras que han sido elaboradas por los niños. Puedes acceder de forma gratuita a estas ilustraciones que son un ejemplo de cómo los recursos tecnológicos facilitan el entretenimiento. Estas imágenes sencillas presentan escenas de la rutina que resultan familiares para los peques.

El verano aporta un escenario de felicidad en el que planificar actividades diferentes, por ejemplo, la visita a un parque temático en el que vivir una jornada diferente o, también, realizar manualidades. ¿Cómo motivar a los niños para pintar y colorear en familia? En PequePolis te damos algunas ideas.

1. Elección del lugar

Para disfrutar de la experiencia de colorear es importante elegir un lugar cómodo que se convertirá en el escenario de tantos instantes de felicidad estival. De este modo, a través de esta planificación del espacio, el niño vinculará dicho lugar con la realización de esta actividad.

2. Tiempo en calma

Además de planificar la actividad también conviene poner atención al tiempo en sí mismo para acompañar al niño sin interrupciones constantes que pueden producirse en la sencillez de la rutina.

3. Disfrutar del proceso

Colorear una ilustración es un proceso que conduce a una meta. Llegará un momento en el que el autor haya completado este ejercicio. Pero el valor de esta dinámica no se determina por el fin, sino por este periodo de experimentación, creatividad, espontaneidad y alegría.

Comunicación

4. Comunicación

Este es un momento compartido que gira en torno a una actividad feliz. Alimenta la autoestima de tu hijo con palabras de reconocimiento. Observa la iniciativa del niño durante esta experiencia.

5. Cómo elegir un color

Para acompañar a tu hijo en este proceso de aprendizaje también puedes indicarle en qué tonos pintar aquellas partes del dibujo que tienen un color universal, por ejemplo, el verde identifica a los árboles. A través de diferentes ejercicios también podrás observar qué temáticas le gustan más al niño, es decir, qué aspectos disfruta más. Además de colorear ilustraciones que están definidas por líneas, el niño puede imprimir el color sobre un folio en blanco.

Si quieres acceder a las diferentes ilustraciones protagonizadas por el Osito Bimbo, tema que hemos comentado en este artículo, puedes hacerlo a través de este enlace.

Artículo anterior El Instituto Español de Oceanografía ofrece actividades para niños
Artículo siguiente Dibujos de verano para colorear durante las vacaciones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here