La maravillosa risa del bebé

1
436

Durante las primeras semanas de vida la sonrisa del bebé no es un acto consciente, sino una “herramienta” natural de la que dispone para crear un vínculo afectivo con los adultos de su entorno.

Le sirve para captar tu atención (igual que el llanto) y conseguir así los cuidados vitales que necesita. Con el tiempo esa sonrisa, ante determinados estímulos activos, se transforma en risa.La evolución de la risa comienza con el recién nacido, este esboza una mueca cautivadora, aunque esta risa es sólo un reflejo. Alrededor del primer mes, los bebés sonríen de verdad, sobretodo cuando están mamando o cuando ven a papá o a mamá.

Pasan de la sonrisa a la risa cuando han cumplido 4-5 meses y ésta se manifiesta en forma de gorjeos y gorgoritos que a nosotros, los padres, nos cautivan y hechizan y más cuando los oímos por primera vez.

A partir de los ocho meses ya son carcajadas, juegas con tu bebé y solamente con la mirada cruzada entre madre/padre e hijo aparecen de repente sus carcajadas. Realmente es gratificante, recordamos a nuestros hijos en algunos momentos y nos llena de felicidad esos recuerdos inolvidables.

Con un añito, empiezan a saber cómo funciona el mundo que les rodea y les divierte una gran multitud de cosas, sobre todo les divierten los hechos inesperados, como por ejemplo, el juego del cucu trás, o el corre que te pillo. A partir de los tres años, ya empiezan a comprender algunos chistes, tienen que ser sencillos por supuesto. Ya con ocho años la risa está muy definida, ríe a carcajadas y entiende la mayoría de cosas.

Si desde pequeños se les enseña a mostrar las emociones y a expresarse, cuando vayan creciendo, serán capaces con mayor facilidad de expresar sus sentimientos y de entender los de los demás.

Por eso, es muy recomendable, y estaremos favoreciendo un desarrollo saludable del niño, si nos mostramos positivos y sonrientes cada día.
Los beneficios psicológicos que aporta el reírse son importantísimos, aparte de las hormonas que se generan en nuestro cerebro, simplemente una sonrisa puede cambiar un pensamiento negativo por otro positivo. Así que está en nuestras manos el ayudar lo máximo posible a nuestro hijo para que sea lo más feliz posible en esta vida.

Cada risa de nuestro bebé es un maravilloso regalo que él nos hace. Así que reiros muchísimo!!

Fuente: saludenvidiable.com
Artículo anterior Los beneficios de hablar con tu bebé
Artículo siguiente ¿De qué color tendrá los ojos mi bebé?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here