Roscón de Reyes casero

0
613

Si hay un dulce típico en nuestras casas estos días es el Roscón de Reyes, no hay casa que no cuente el día 6 de enero con este típico dulce navideño.

Lo que mucha gente desconoce es su procedencia, según la Asociación Empresarial de Pastelería Artesanal de Madrid, el promotor fue el rey francés Luis XV. Se comenta que el cocinero de la Corte, de origen eslavo, quiso agasajar al monarca el día de la Epifanía con un roscón tradicional de su tierra, pero con una sorpresa en su interior: un medallón de diamantes que compró gracias a la colaboración de otros miembros del servicio.

Dice la historia que Luis XV quedó encantado con el invento y se dedicaría a propagarlo, con una moneda en su interior como sorpresa, entre la aristocracia francesa y europea. Así fue como, apunta el cuento, a lo largo del siglo XVIII, llegaría a España. La costumbre pasaría de los nobles a las pastelerías populares, siendo Madrid, Sevilla y Aragón, propagadores de esta obra maestra de la repostería.

Este dulce pone fin a la Navidad y es muy sencillo de preparar y con ingredientes básicos por lo que nos hemos animado a escribiros  la receta del roscón reyes para que os animéis a prepararlo con vuestros pequeños.

La tradición dice también que al comensal que le toque el Rey de porcelana será coronado con una corona que perfectamente podemos realizar en papel con nuestros niños. Y a quien le toque el haba debería de pagar el roscón de resyes.

Ingredientes:

1 kg de harina de trigo
250 gr de azúcar
200 gr de mantequilla
25 gr de levadura en polvo
2 o 3 huevos
Medio litro de leche
Ralladura de un limón o una naranja
Sal
Un poco de agua
Almendras, guindas, y frutas cristalizadas para decorar

Elaboración

1. Disponer la harina (tamizada con el colador) en un bol. Hacer un agujero en el medio, haciendo la forma de un volcán, y colocar dentro la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar, la levadura, dos huevos, la pizca de sal, la ralladura de limón y la leche.

2. Mezclar todo y amasar la mezcla continuamente sobre una superficie dura. Al poco tiempo, la masa se pegará a las manos. Para solucionarlo, añadir más harina, poco a poco, hasta que la masa se despegue fácilmente de las manos.

3. Seguir amasando, y ahora con más energía. Cuando esté homogénea la masa, depositarla en un recipiente grande, que debe ser tapado con un paño. Dejar en reposo durante 3 horas, en un lugar templado. Durante este tiempo, la masa crecerá.

4. Cuando esté lista, dale forma de un rosco, y dejarla reposar una hora más para que aumente aún más su volumen.

5. Para decorar el roscón, se le unta primero con huevo batido y luego lo espolvorea con azúcar, disponiendo por encima frutas confitadas. No te olvides de introducir los regalos en el medio de la masa.

6. Cuando el roscón esté listo, meterlo en el horno a una temperatura de 170 a 180 grados, durante 30 o 40 minutos.

Artículo anterior Galletas estrellas de navidad para comer y decorar
Artículo siguiente Recetas divertidas dulces para celebrar la Navidad con los niños

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here