Salus, enfermeras que cuidan de tu bebé

0
1301

Para aquellos que no conocen el término salus os informamos que son profesionales sanitarias, enfermeras o auxiliares de enfermería que tienen formación específica para atender a recién nacidos. Ellas pueden encargarse del cuidado del bebé a domicilio durante las primeras semanas después del parto.

Para algunas familias, tanto padres primerizos como con experiencia suelen surgir dudas o complicaciones. Y si añadimos circunstancias como que el bebé sea prematuro, haya nacido en un embarazo múltiple, tras una cesárea, que la mamá o el bebé tengan algún problema de salud. O simplemente, en situaciones en las que la mamá no tiene ayuda por parte de nadie de la familia (madre, padre, hermanos, suegra o incluso pareja…), las salus pueden aportar una ayuda extra a aquellos padres que por tiempo o por otras dificultades personales o de salud no puedan dedicarle al recien nacido todo el tiempo y los cuidados que puedan necesitar.

Tener hijos es lo más maravilloso del mundo, pero tambien hay que reconocer que no siempre es fácil y es que la teoría aprendida en los libros durante el embarazo no siempre funciona en la práctica. De modo que las salus pueden ofrecer una ayuda a domicilio profesional y de confianza a los padres, ante las dudas o la necesidad del descanso materno después del nacimiento de su bebé.

Si estáis decididos a contratar una salus, lo ideal es contratar sus servicios tres o cuatro semanas antes del parto, así podréis organizar todo con tiempo suficiente para que todo esté claro cuando llegue el esperado momento. Debéis decidir en qué momento del día queréis contratarla: por la mañana, por la tarde o por la noche, con el fin de que los padres puedan descansar y afrontar el día siguiente con su pequeño. En partos únicos se las suele contratar durante el primer mes que es el más complicado, hasta que la mamá se recupera completamente, y en el caso de partos múltiples se suele alargar de dos a tres meses.

Para que te hagas una idea, el precio de estas enfermeras suele rondar los 10€ la hora. También depende de si es contratada a través de una agencia o de forma independiente, y del número de horas que le propongas trabajar. De lo que debes asegurarte es de que se trate de una auténtica profesional sanitaria y para ellos debes pedirle el número de colegiada, así te asegurarás que se trata de una auténtica especialista.

Puedes encontrarte con personas de tu entorno a las que les parezca incomprensible que se pague a otra persona para que se ocupe de tu bebé en una etapa tan especial, sin embargo no todas las situaciones son iguales, ningún parto es igual ni tampoco la situación personal de cada madre o familia. De ahí que las salus suelan contratarse en situaciones especiales como cesáreas, prematuros, partos múltiples o cuando nadie de la familia puede ayudar tras el parto. Además lo más importante es el bienestar del niño, y las salus ayudarán a que obtengas el descanso y el apoyo necesario para que puedas cuidar bien de tu bebé.

Si por el contrario la razón por la quieres contratar una salus es para aprender a cuidar del bebé, debes saber que el sistema sanitario público en España dispone del «Programa del niño sano» a través del cual enfermeras pediátricas realizan el seguimiento de la salud del niño desde la primera semana y pueden explicar a los padres pautas de alimentación, descanso, cambio del pañal, cuidados del ombligo…

Artículo anterior Todo lo que deseo para ti
Artículo siguiente Curiosidades de los recién nacidos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here