¿Sabes el significado de los adornos de navidad?

0
264

La navidad llega cuando ves el ambiente en las calles, los comercios cuelgan sus primeros adornos y en las iglesias o colegios suenan los primeros villancicos,  pero la navidad de verdad empieza cuando se respira en tu casa ese ambiente y  comienzas a sacar del trastero los adornos de todos los años… que momento.

La decoración de nuestras casas es muy variada, el belén, árbol de navidad, campanas, velas, coronas de muérdago, flores de Pascua, estrellas o luces de colores son sólo algunos de los adornos típicos que en estas fechas tan señaladas nos envuelven en un clima cálido, entrañable, familiar y festivo. Pero, ¿qué significado tienen todos estos adornos que con tanta ilusión colocamos en nuestras casas?

Daremos unas pinceladas sobre la procedencia de los principales elementos ornamentales para que disfrutes y te informes mientras decoras con tus pequeños la casa en estas fechas.

Comencemos por nuestro querido portal de Belén y es que ¿quien no ha puesto en su casa un Belén?. El pesebre, belén o nacimiento, es una tradición introducida por San Francisco de Asís, quien tuvo la inspiración de reproducir el nacimiento de Jesús a través de un belén con personas.

Esta idea se extendió con gran rapidez por todo el mundo cristiano, primero por Europa y luego por el resto del mundo. Con el paso del tiempo pasó de ser un belén viviente a la utilización de figuras de barro.

El belén se ha convertido en una tradición esencial en todos los hogares católicos, pues representa el misterio del nacimiento de Cristo, podemos decir que es el símbolo de la Navidad en España aunque tiene una dura competencia con el árbol de navidad.

El árbol de Navidad es también como decimos un clásico en todas las casas, cuenta con varias teorías, una de las más extendidas defiende que proviene de los celtas de Europa central, quienes empleaban árboles para representar a varios Dioses. Además, coincidiendo con la fecha de la Navidad cristiana celebraban el nacimiento de Frey, dios del Sol y la fertilidad, adornando un árbol.

Según cuenta la leyenda, entre los años 680 y 754, San Bonifacio evangelizador de Alemania, entendió que era imposible arrancar de raíz esta tradición pagana, por lo que decidió adaptarla dándole un sentido cristiano. Fue así como cortó con un hacha un roble que representaba a Odín, y en su lugar plantó un pino, que por ser perenne simbolizaba el amor de Dios, adornándolo con manzanas y velas. Las manzanas representaban el pecado original y las velas, la luz de Jesucristo.

Posteriormente, con la evangelización de esos pueblos, los cristianos tomaron la idea del árbol para celebrar el nacimiento de Cristo.

Las velas de navidad no pueden faltar, está tradición se remonta a cuando la Virgen María trajo al mundo al Niño a la luz de una vela en el pesebre de Belén. Desde entonces simbolizan, precisamente eso, la luz. En los hogares se encienden velas de colores, cada una de las cuáles con un significado diferente: amarilla para el dinero y el trabajo; roja para el amor; azul para la tranquilidad; verde para la esperanza; o blanca para la paz y la tranquilidad.

No te olvides del muérdago en la puerta de casa, los druidas consideraban el muérdago una planta mágica, un remedio universal: servía para proteger pero también a modo de medicamento, aunque si se ingerían grandes cantidades podía llegar a ser letal. Por ello se convirtió en un objeto de profunda veneración para los galos.

Esta planta ‘mágica’ se utilizaba como protección contra las enfermedades y los males de ojo, pero también como ayuda para que las mujeres quedaran embarazadas. En Italia es la planta del amor. Y ésa es la creencia que ha llegado hasta nuestros días. Dicen que trae buena suerte y mucho amor colocar una ramita de la planta en la puerta principal de los edificios o las casas.

De todos los abetos navideños cuelgan siempre bolas de diferentes colores, las bolas de navidad más o menos brillantes no pueden faltar y las hay de mil y una formas, e incluso algunas con luz propia. Las historias dicen que este adorno representa las antiguas manzanas que colgaban del roble y representaban el pecado original.

Y por último, dicen que sus Majestades los Reyes de Oriente llegaron hasta Belén gracias a una estrella que les anunció la llegada del niño Jesús y les condujo hasta el pesebre. Es por ello por lo que las estrellas simbolizan la luz y la esperanza; y pueden tener formas y colores muy diversos, pero el significado no cambia.

Estos son solo algunos ejemplos, sabemos que hay muchos más, pero hemos querido elegir los más representativos, así que ahora no pierdas tiempo y comienza a decorar tu casa que ya llega la Navidad.

Artículo anterior Postre sano y muy navideño
Artículo siguiente Como explicar la navidad a los más pequeños

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here